Curso Meditación de la vida - 1ª Sesión (parte 2)

Hits: 435

El padre Rafael Fernández comienza hoy un nuevo curso, en el cual nos invita a conocer la Fe práctica en la Divina Providencia, la que afirma claramente que Dios tiene un plan, y nosotros estamos llamados a descubrir y a realizar ese plan.

Viernes 23 de septiembre de 2016 | Padre Rafael Fernández

PRIMERA SESIÓN

I. VER VIDEOS

II. TEXTOS PARA LA PRIMERA SESIÓN: Descargar abajo

III. PREGUNTAS Y TAREAS

1.    PREGUNTAS DE COMPRENSIÓN

  • ¿Cuál  es la novedad que trae el P. Kentenich en relación a la espiritualidad tradicional en la Iglesia?
  • ¿Por qué acentúa el P. Kentenich  la FPDP?
  • ¿Qué instrumentos nos dejó el P. Kentenich para aplicar la fe práctica en la divina Providencia en nuestras vidas?
  • ¿Qué voces debo escuchar para actuar de acuerdo a la ley de la puerta abierta y de la resultante creadora?

 

 2.    PREGUTAS DE PROFUNDIZACIÓN

  • ¿n qué consiste la espiritualidad de la “huida del mundo”?
  • ¿Cuándo y en qué documento comienza la Iglesia a hablar más directamente del apostolado de los laicos?
  • ¿Encontramos en la Iglesia actual comunidades o escritos que toquen la FPDP?
  • ¿Dónde han podido los schoenstatianos aplicar –fuera de Schoenstatt mismo- la idea y la práctica de la divina Providencia?
  • En estos últimos seis meses, ¿recuerdas haber aplicado el método de búsqueda de la voluntad de Dios en forma reflexiva auscultando las voces del tiempo, del alma y del ser (individualmente, como matrimonio, como grupo o curso??

 

3.   TAREAS

  • Comparar la visión y praxis de la Providencia que normalmente existe en el pueblo cristiano y lo que propone el fundador de Schoenstatt.
  • Ver por qué es especialmente importante autoformarnos como personas libres, capaces de reflexionar, decidir,  realizar y evaluar, como condición para vivir la FPDP.
  • Revisar cómo educamos a nuestros hijos en este sentido.
  • La “lectio divina”, meditación de la Biblia, se supone como base de la meditación de la vida. Ver cuánto y cómo la practicamos, por ejemplo, meditando el evangelio del domingo.
  • Analizar cuánto tiempo dedicamos a reflexionar durante la semana o diariamente. Considerar, desde este punto de vista, el uso que hacemos de los medios de comunicación.
Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000