El aborto... consecuencia de un corazón vacío

Hits: 97

Hace pocos días en Irlanda se da el "Sí" al aborto. Fue triste leer la reseña, pero más tristeza me causó ver el vídeo del momento justo, en el que se da la noticia a cientos de mujeres congregadas afuera del Castillo de Dublín. Hermosas mujeres Irlandesas expresan tan lamentable noticia con lágrimas de felicidad.

Miércoles 20 de junio de 2018 | Lucía Zamora

Conocí la historia de una jovencita de 18 años que a su corta edad quedó embarazada. No se qué paso con el papá del bebé, pero lo que vale la penar escribir, es como los padres de esta pequeña adolescente la apoyaron para que continuara su embarazo, y no solo eso, ella misma se armó de valor y trabajo con mucha ilusión para juntar un poco de dinero y poder dar a luz a su pequeñito en un lugar digno. Pero Dios ya tenía sus planes y a sus casi ocho meses de embarazo, el corazón del bebé dejo de latir. La tristeza por la pérdida de esta criaturita no fue solo la de la joven madre, fue una tristeza que llegó a toda la familia y hasta los que no pertenecemos a ella (como yo).

Este pequeño niño o niña cumplió su misión, no sabría decirles cual fue exactamente, pero el regalo que nos dejó a algunos de nosotros, es saber que aún en las circunstancias más adversas, la vida de un bebé tiene el poder de generar ilusión y alegría en el corazón, transformando el entorno más pobre en un entorno lleno de luz y esperanza.

Esta historia ocurrió acá en mi tierra, pero este 25 de mayo, en Irlanda se da el "Sí" al aborto, fue triste leer la reseña, pero más tristeza causó ver el vídeo del momento justo, en el que se da la noticia a cientos de mujeres congregadas afuera del Castillo de Dublín. Hermosas mujeres Irlandesas expresan tan lamentable noticia con lágrimas de felicidad. Igual sucedió hoy en Argentina, lindas mujeres fotografiándose ante un letrero mal hecho que decía: "hoy desayuné feto". Qué pena que la muerte de un ser vivo sea motivo para festejar y para ofender. Se ha llegado al punto, en el que la juventud ha dejado de maravillarse por la vida, ahora se regocija ante la muerte que viene de un corazón ya muerto. Qué tristeza saber, que estas señoras, señoritas y hasta abuelas, estén ya aniquiladas mental y espiritualmente por el odio y el resentimiento que guardan en su interior, ¿será que de eso nos estamos alimentando?

Las consecuencias serán terribles. Si seguimos así, entonces estamos en peligro de extinción. Hemos visto todo lo que sucede después una guerra. Personas que estuvieron en tanta destrucción no han podido superar lo sangriento de la situación, heredando sus traumas a los suyos. Esta es la razón por la que ahora vemos con más frecuencia en las noticias, como en los Estados Unidos (Que lo suyo son las guerras) cada vez hay más jóvenes asesinando a sus compañeros y Profesores, porque se ha hecho una cadena de traumas que ni con las mejores terapias se pueden resolver. Y todo esto, seguramente viene de haber visto lo miserable que puede ser el ser humano. Ahora bien... ¿Qué será de estas mujeres que han decidido abortar la vida?

¿Qué traumas dejarán en el mundo?... probablemente no habrá herederos para ellas, pero si los hay, les aseguro que no seguirán llorando de alegría, porque estarán desayunando odio y amargura por siempre.

La vida no es fácil pero es hermosa, lo difícil es saber apreciarla. Un embarazo inesperado puede ser consecuencia de un acto de violencia; puede que haya ocurrido por irresponsabilidad, pero la decisión de abortar o no, depende de lo valiosa que se sienta la madre ante cualquier situación; depende del amor que haya recibido desde pequeña y de la cercanía que tenga con Dios. Se habla mucho de la ignorancia y poco del amor. Se habla del placer y nada del sacrificio. Ahora se dice que la vida sin placer no es vida, cuando en el fondo, la vida con sacrificio es un placer, porque el sacrificio no es otra cosa que donarse a los demás, es regalarse a Dios incondicionalmente, porque Él mismo se dio por cada uno de nosotros.

Qué pena que el aborto sea consecuencia de una vida vacía, como si doliera, a tal grado de quererla quitar de encima para dejar de sufrir. Increíble que en el mundo existe tanto dolor por no poder concebir un hijo y que en el mismo mundo, mujeres vacíen sus entrañas del amor más grande que pueda traer consigo un bebé.

Esto puede parecer el final de los tiempos, sin embargo, siempre existe una chispa de esperanza. Escuchando las voces de nuestro tiempo, escuché la voz de un joven que me platico el motivo de su rompimiento con su novia. Un noviazgo que terminó después de 5 años de relación. El motivo... ¡su encuentro con Jesús! Ahora su fe es grande, una fe que su joven novia no pudo entender; una fe firme al amor y a la verdad; una fe que empodera el corazón para poder defender el matrimonio y la vida con gran valentía; una fe que se le nota en el rostro y que nunca nadie se la va a poder quitar, porque es un joven que decidió buscar a Jesús y lo encontró para siempre.

Ahora, a través de su testimonio de vida, seguirá floreciendo la voluntad de Dios a pesar de la cizaña y de la tierra infértil, porque la semilla se ha fortalecido con su Espíritu.

Que estos pequeños mártires de nuestro tiempo, sean el motivo para despertar ante la indiferencia y el egoísmo que estamos viviendo; que sean el coraje que necesitamos para defender nuestra fe y nuestras creencias y que sean la fuerza que necesitamos como Iglesia y defenderla con un corazón lleno de Dios.

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000