Evangelio jueves 14 de marzo

Hits: 112
Miércoles 13 de marzo de 2019 | Ignacio Suazo

14 de MARZO del 2019

Evangelio según San Mateo, capítulo 7, 7 – 12

Jueves de la Primera Semana del Tiempo de Cuaresma

Jesús dijo a sus discípulos: Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá. ¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pez, le da una serpiente? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará cosas buenas a aquellos que se las pidan! Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas.

Meditación de Ignacio Suazo Zepeda

"En esto consiste la Ley y los Profetas"

Jesús parece decirme: así es como debes aspirar a presentarme a mí y mi Palabra: sencillo, simple y práctico; de modo que todos puedan entender. Y si lo quieres ¡Pídelo! ¿Podrá acaso el Padre negarte dones para que proclames mejor el Evangelio? ¿Te negará hacer mejores reflexiones para Schoenstatt vivo? ¿O hablar mejor ante tus amigos o alumnos? Pide el Espíritu Santo para ti (lo único que jamás te será negado) para que entiendas mejor y con sencillez. Pide también fuerzas para poder vivirlo: nadie da mejor a entender algo que cuando lo vive. Así, como yo, podrás explicar cosas complejas de forma simple.

Hace unas semanas escuché que el Padre Kentenich tenía la habilidad de predicar de forma muy simple. Sin dudas desarrolló un sistema pedagógico genial; coherente y complejo a la vez. Pero a la hora de pararse frente a un auditorio, lograba transmitir ideas de forma muy sencilla. Creo que muchas veces me falta eso en mi vida cotidiana. Jesús, sin embargo, se preocupa de este aspecto (nada de lo humano le es indiferente). Puedo poner esto en oración y pedirle entenderlo mejor, en la medida que me ayude a explicarlo mejor.

Jesús, tu nos das cosas buenas ¡Las mejores! Si me pides que esté dispuesto a "sacarme un ojo" o "cortarme una mano", no es sino para ayudarnos a abrirnos a los bienes mayores. Estamos comenzando esta cuaresma y a través de tu Evangelio me muestras un don que puedo pedir con especial énfasis: el entenderte de forma más simple. Esto no es sólo por mí, sino también por los demás: si mi seguimiento de tu vida es más sencillo, también lo serán mis palabras. Y si mis palabras son más simples, entonces más gente será capaz de entenderme. Te lo pido por intercesión de María, mi madre y tu madre, que fue capaz de seguirte y predicarte desde el silencio.

AMEN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000