Evangelio jueves 7 de febrero

Hits: 119
Jueves 7 de febrero de 2019 | Manuel José Ibáñez

7 de FEBRERO del 2019

Evangelio según San Marcos, capítulo 6, 7 - 13.

Jueves de la Cuarta Semana del Tiempo Ordinario

Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros. Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero; que fueran calzados con sandalias, y que no tuvieran dos túnicas. Les dijo: "Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir. Si no los reciben en un lugar y la gente no los escucha, al salir de allí, sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos". Entonces fueron a predicar, exhortando a la conversión;
expulsaron a muchos demonios y curaron a numerosos enfermos, ungiéndolos con óleo.

Meditación de Manuel José Ibáñez Aldunate

"Los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros."

Jesús pareciera decirnos: quiero que prediquen mi nombre acompañados entre ustedes. No quiero que ninguno se sienta solo. Por eso los envío de a dos, para que cuando uno de ustedes se sienta débil pueda apoyarse en su compañero. También quiero que compartan la alegría de sus vidas mutuamente. Deben saber que tengo poder sobre todos los espíritus y les doy a ustedes la fuerza necesaria para vencer a aquellos que se oponen a los planes de mi Padre. Juntos y unidos a mí todo lo podrán.

Las instrucciones de Jesús no parecen improvisadas. Es tanto lo que nos quiere y conoce el Señor, que pareciera planear esta misión con gran cuidado. Pienso en aquellas veces en que Él mismo me ha enviado a compañeros para mi camino. Es tan detallista el Señor. Hoy especialmente puedo reconocer y agradecer por cada uno de los que han estado conmigo a lo largo de los años. Y al mismo tiempo veo como la Providencia sigue encargándose de que cuente con quien necesito a mi lado para cumplir mi misión.

Querido Señor Jesús, gracias por enviarme a anunciarte. Te agradezco especialmente que lo hayas hecho pese a mi debilidad e infidelidad. Gracias por acompañarme directamente y a través de todos aquellos que me han caminado conmigo y siguen a mi lado hoy. Gracias también por permitirme acompañar a otros en sus caminos. Te pido que nos infundas el valor necesario para enfrentar los desafíos y dificultades que encontremos. María, sé tú nuestra compañera permanente en nuestro peregrinar hacia el Señor.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000