Evangelio jueves 7 de marzo

Hits: 109
Jueves 7 de marzo de 2019 | Ignacio Suazo

7 de MARZO del 2019

Evangelio según San Lucas, capítulo 9, 22 – 25

Jueves después de Ceniza

Jesús dijo a sus discípulos: "El Hijo del hombre, les dijo, debe sufrir mucho, ser rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, ser condenado a muerte y resucitar al tercer día". Después dijo a todos: "El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz cada día y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá y el que pierda su vida por mí, la salvará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde y arruina su vida?

Meditación de Ignacio Suazo Zepeda

"¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero, si pierde y arruina su vida? "

Jesús parece decirme: eso mismo que le dije a Francisco Javier a través de mi discípulo Ignacio es lo que te digo ahora ¿De qué te sirve afanarte por ganar las cosas de este mundo, que es corruptible, si no orientas tu alma hacia Dios, que incorruptible? Carga en cambio con tu cruz de cada día, aunque sientas que por ellas eres objeto de indiferencia, desprecio o incluso de burlas. No temas: nada pasará sin que tengas las fuerzas para ellos. Recuerda que yo alivio a los cansados y agobiados y que, en mí, todo yugo es llevadero y toda carga es ligera. No rechaces el sufrimiento si esta toca a tu puerta, porque yo tampoco lo rechacé.

Cuando Jesús me dice "cruz" yo entiendo "tus deberes de estado vistos a la luz de la Fe Práctica en la Divina Providencia". Yo tengo mis tareas y responsabilidades: en la casa, en la oficina, con la rama, en mis apostolados, mis amigos. Jesús me llama a no "ganar el mundo" a través de ellos: no quiero seguir cultivando una sutil soberbia al buscar la perfección de mis trabajos ¡Desapego hacia ellos! Estoy en el mundo y seguiré en él, pero para ser alma y corazón de un mundo nuevo qué está anclado en el Corazón del Padre Dios. En otras palabras, sigo en el mundo, pero vivo en el cómo católico; como hijo de la Iglesia.

Señor Jesús, hoy me llamas a pensar mis responsabilidades desde mi ser católico ¿Trabajo como católico, soy un amigo con la fidelidad de un católico, aporto en mi familia como un católico? Se que no son tiempos cómodos para usar este apellido, pero no quiero ocultarlo,. Por otra parte, no siempre veo lo que tengo que hacer: te pido entonces que me ayudes a sacar todas las consecuencias prácticas de mi fe. Para hacerlo sé que tengo a María. Sé que ella es la primera interesada en que no sólo escuche y decida, sino que ponga en práctica lo decidido. Jesús, que como ella diga en todo momento "hágase en mí según tu Palabra".

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000