Evangelio lunes 7 de enero

Hits: 117
Lunes 7 de enero de 2019 | Magdalena Fernández

7 de ENERO de 2019

Evangelio según San Mateo, capítulo 4 ,12-17.23-25

Lunes del Tiempo de Navidad después de la Epifanía del Señor

Cuando Jesús se enteró de que Juan había sido arrestado, se retiró a Galilea. Y, dejando Nazaret, se estableció en Cafarnaún, a orillas del lago, en los confines de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo que había sido anunciado por el profeta Isaías:¡Tierra de Zabulón, tierra de Neftalí, camino del mar, país de la Transjordania, Galilea de las naciones!El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en las oscuras regiones de la muerte, se levantó una luz.A partir de ese momento, Jesús comenzó a proclamar: "Conviértanse, porque el Reino de los Cielos está cerca".Jesús recorría toda la Galilea, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias de la gente.Su fama se extendió por toda la Siria, y le llevaban a todos los enfermos, afligidos por diversas enfermedades y sufrimientos: endemoniados, epilépticos y paralíticos, y él los curaba.Lo seguían grandes multitudes que llegaban de Galilea, de la Decápolis, de Jerusalén, de Judea y de la Transjordania.

Meditación de Magdalena Fernández Pérez

"El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz ".

Dios Padre me dice: envié a mi Unigénito al mundo para traerles la luz. Mi Palabra es Luz verdadera, es la liberación de la oscuridad, de la ignorancia. No tengas miedo a acercarte a Mí, no vine a imponer sino que a invitar al Amor, a la sabiduría y a la felicidad. Deja lo que tienes y sígueme. Pero no quiero que me sigas meramente por cumplir. Quiero ser la respuesta a tu búsqueda de Luz, de Verdad. Quiero darle sentido a tu vida, pero necesito tu compromiso, tu Sí confiado y seguro.

Dios vuelve a recordarme que el cristianismo no es una obligación sino un regalo. Tiendo a caer en la imagen errónea de un Dios exigente y castigador. Y Dios me insiste nuevamente en que es Amor, Luz, Verdad y felicidad. Quiero abrazar a este Dios verdadero, sentarme en su regazo y contarle de mis dudas y miedos. Quiero que me canso de seguir una fe que muchas veces no entiendo, que me cuesta cumplir. Quiero darle mi corazón, y pedirle de rodillas que lo cure.

Padre, vuelvo a decirlo: quiero seguir tu camino. Y si voy a hacerlo, no quiero hacerlo a medias. No quiero amar a medias, quiero quererlos a todos como Tú lo hiciste. No quiero quedarme en la oscuridad de la ignorancia, quiero buscar activamente la Verdad. No quiero acercarme a Ti solo cuando tenga ganas, quiero comprometerme a seguirte de manera adulta y completa. Toma este corazón que te entrego, y cuídalo con la delicadeza que solo Tú posees. Te entrego mis sueños, proyectos, aspiraciones... te entrego mi vida entera Señor.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000