Evangelio martes 12 de marzo

Hits: 144
Martes 12 de marzo de 2019 | Juan Francisco Bravo

12 de MARZO del 2019

Evangelio según San Mateo, capítulo 6, 7 - 15

Martes de la Primera Semana del Tiempo de Cuaresma

Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre de ustedes que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes.

Meditación de Juan Francisco Bravo Collado

No hablen mucho

Es como si Jesús me dijera: "No hables mucho. Busca en el silencio. Llena de sentido cada palabra que hables. Haz que tu oración sea más sencilla, más parecida a la conversación de un niño que está hablando con su padre. No hables mucho. No busques poesía. Busca sentido. Di la verdad de frente y de forma llana. Pide que se te dé lo que corresponde. Pide que venga el reino. Ponte disponible. Usa palabras y frases cortas. No tengas miedo a repetirte. No tengas miedo. Habla con tu Padre de forma sencilla."

Me siento admirado de este texto. Pienso en la liturgia católica y en cómo de a poco he ido valorando los textos litúrgicos básicos: los que se leen desde el misal. Me impresiono y me emociono con su potencia y con su belleza. Por el contrario, los comentarios y las prédicas que he escuchado últimamente me dejan con una sensación de estar preparados con poca dedicación, con poca sinceridad y con intención de sacar aplausos, parecer interesantes o virtuosos.

Querido Señor, no quiero hablar más de lo necesario. Quiero escucharte y descubrir las formas en las que hablas. Muéstrame tu palabra. Muéstrate tú en la palabra. Ayúdame a descubrirme a mí mismo en la oración. Que mi palabra sea sencilla y poderosa. Que ocupe el silencio para escuchar y llenar de sentido mi vida. Enséñame a meditar. Enséñame a rezar en comunidad. Que mis acciones sean para ti. Que te reconozca como Padre. Que descubra tu amor y lo pueda transmitir.

AMËN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000