Evangelio miércoles 11 de septiembre

Hits: 176
Miércoles 11 de septiembre de 2019 | Ignacio Torres

11 de SEPTIEMBRE del 2019

Evangelio según San Lucas, capítulo 6, 20 - 26

Miércoles de la Vigésima Tercera Semana del Tiempo Ordinario

Jesús, fijando la mirada en sus discípulos, dijo:¡Felices ustedes, los pobres, porque el Reino de Dios les pertenece!¡Felices ustedes, los que ahora tienen hambre, porque serán saciados!¡Felices ustedes, los que ahora lloran, porque reirán!¡Felices ustedes, cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y proscriban el nombre de ustedes, considerándolos infames a causa del Hijo del hombre!¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los profetas! Pero ¡ay de ustedes los ricos, porque ya tienen su consuelo!¡Ay de ustedes, los que ahora están satisfechos, porque tendrán hambre!¡Ay de ustedes, los que ahora ríen, porque conocerán la aflicción y las lágrimas!¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! ¡De la misma manera los padres de ellos trataban a los falsos profetas!

Meditación Ignacio Torres Karmy

"¡Alégrense y llénense de gozo en ese día, porque la recompensa de ustedes será grande en el cielo!"

Jesús pareciera decirme: ¡Alégrate, llena tu corazón de esperanza! No dejes de contemplar la Aurora que nace un nuevo día. Fíjate, que por más oscura que sea la noche, siempre amanece. No te dejes contagiar con el pesimismo, el dolor y la amargura del tiempo que te toca vivir. No te confundas con los cantos de sirena, con el conformismo y seguridad del mundo. Hoy más que nunca, te necesito como testigo de la Esperanza. Vamos, ponte en camino, Yo estoy contigo.

Al leer el evangelio, siento un llamado profundo del Señor a ser personas de gozo y alegría profunda. ¿Cuantas veces soy presa de la angustia y pesimismo del ambiente, donde abundan las malas noticias, y pareciera que todo se derrumbará en cualquier momento? Pero no...Dios siempre puede más, y me invita a testimoniar la verdadera felicidad a pesar de los golpes e ingratitudes de la vida. Pienso en nuestra querida Mater, siempre llena de gozo, siempre alegre, llena de Esperanza.

Señor mío que sea la alegría de contemplar tu rostro en cada persona el premio de mi jornada de cada día. Que gozo Señor al descubrirte más vivo que nunca en el mundo de hoy. Señor, hoy quiero dar un paso más: acercarme y dar un mensaje de esperanza, simple y concreto. Que no deje pasar más los días sin darle el verdadero sentido a la vida: que los hombres puedan conocerte, trabar amistad contigo, y puedan seguirte. Si Señor, porque tú eres la Vida misma.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000