Evangelio miércoles 13 de junio

Hits: 144
| Pilar Mena Pilar Mena

13 de JUNIO del 2018

Evangelio según San Mateo, capítulo 5,17-19

Miércoles de la Décima Semana del Tiempo Ordinario

San Antonio de Padua. Presbítero y Doctor de la Iglesia. Memoria obligatoria

Jesús dijo a sus discípulos: «No piensen que vine para abolir la Ley o los Profetas: yo no he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Les aseguro que no desaparecerá ni una i ni una coma de la Ley, antes que desaparezcan el cielo y la tierra, hasta que todo se realice. El que no cumpla el más pequeño de estos mandamientos, y enseñe a los otros a hacer lo mismo, será considerado el menor en el Reino de los Cielos. En cambio, el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de los Cielos.».

Meditación de Pilar Mena de Rozas

"...el que los cumpla y enseñe, será considerado grande en el Reino de Dios"

Pareciera que Jesús nos dice: no se olviden de los mandamientos, a través de ellos quiero ayudarlos, orientarlos, iluminar sus decisiones. Hoy les toca vivir en un mundo en que todo es relativo y donde el éxito, el oportunismo y los valores del mundo priman. Muchas veces, para conseguir ciertos beneficios, se pasan por alto valores y principios importantes. Los animo a ser fieles al espíritu de mis mandamientos y a transmitirlos con un testimonio atractivo, siendo congruentes y consecuentes.

Esta lectura me recordó una conversación familiar en relación a oportunidades que a veces se presentan, como, por ejemplo, beneficiarse comprando más barato, por un error involuntario de la empresa, u otros motivos. Que importante es ser correcto, y educar a nuestros hijos no solo a cumplir con una norma, sino a ser fiel al espíritu que hay detrás de ella, inculcarles principios claros desde chicos, no imponiéndoselos, sino que hacerlos cuestionarse, para que ellos mismos, libremente, vayan descubriendo lo correcto.

Señor, te doy gracias por mis papás, pues me educaron con valores claros, me dieron el ejemplo, y me dieron libertad para decidir, aunque me equivocara. Te pido la sabiduría para educar a mis hijos en esa libertad, ayudándolos a cuestionarse, a medir las consecuencias de sus acciones, a discernir lo correcto y a darles buen ejemplo. Siento que esa es la manera en que tus mandamientos y los valores del evangelio no serán experimentados como algo ajeno, sino como un camino que les hace sentido y que es elegido libremente y por amor.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000