Evangelio miércoles 13 de marzo

Hits: 124
Miércoles 13 de marzo de 2019 | Ignacio Torres

13 de MARZO del 2019

Evangelio según San Lucas, capítulo 11. 29 - 32

Miércoles de la Primera Semana del Tiempo de Cuaresma

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: "Esta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación. El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay alguien que es más que Salomón. El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay alguien que es más que Jonás.

Meditación de Ignacio Torres Karmy

"A esta generación no se le dará más signo que el signo de Jonás"

Jesús pareciera decirme: cada hombre, cada mujer forma parte de una generación concreta, y están llamados a comprender la buena noticia de mi Reino. Hijo mío, levanta la mirada y fíjate como los hombres buscan inquietos signos para darle sentido a sus vidas. Se sienten angustiados, tristes, y desesperanzados. Hijo muy querido, tú estás llamado a ser ese signo, en forma original y consecuente con mi Palabra, para que cada hombre y cada mujer, pueda reconocer en tu testimonio que has sido testigo del amor misericordioso y transformador de Dios.

Meditando el evangelio de hoy, me pregunto: ¿Cómo sería Jesús del siglo XXI? ¿usaría um celular, vería televisión, andaría en moto, iría a recitales, o yendo en scooter al trabajo? Ante mi primera negativa, poco a poco empiezo a percatarme, que sí, que me imagino al Jesús del siglo XXI, pudiendo hacer esas cosas y muchas más, como yendo a misa, teniendo un apostolado, etc. Porque, en definitiva, comprendo que el Jesús del siglo XXI soy yo, con todo lo bueno y malo que Dios me ha regalado...donde la clave está en las sabias palabras de nuestro querido Padre Hurtado, preguntándonos siempre: Que haría Cristo en mi lugar.

Amadísimo Jesús, hoy levanto mi mirada para comprender la inmensa necesidad de Dios que tienen los hombres y mujeres de nuestro tiempo. Señor mío, cuantas personas tristes y desesperanzadas caminan a diario a mi lado, y me he contagiado pidiendo un signo. ¡Oh Señor mío, hoy comprendo que ese signo de amor, de paz, de alegría, de esperanza, que los hombres tanto anhelan y buscan, soy yo! Qué grande es tu amor Señor, que has querido que yo sea ese Cristo del siglo XXI. Que este tiempo de Cuaresma ensanche mi corazón para comprender y amar más, a tu modo, para ser signo concreto de tu inmenso amor.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000