Evangelio miércoles 29 de mayo

Hits: 128
Miércoles 29 de mayo de 2019 | Ignacio Torres

29 de MAYO del 2019

Evangelio según San Juan, capítulo 16, 12 - 15

Miércoles de la Sexta Semana del Tiempo de Pascua

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues no hablará por cuenta propia, sino que hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir. Él me glorificará, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que recibirá y tomará de lo mío y os lo anunciará».

Meditación Ignacio Torres Karmy

"Él me glorificará, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará."

Jesús pareciera decirme: Estoy más vivo que nunca en tu corazón querido y amado amigo. Todas aquellas emociones y sentido de bien y magnanimidad que brotan en tu yo más íntimo, he sido Yo que soplo mi Espíritu en ti. No te imaginas la alegría del Padre cuándo descubres la acción del Espíritu en medio del mundo, a través de las personas y situaciones de cada día. No dejes que los malos espíritus nublen tu corazón y entendimiento, mantén hoy más que nunca firme el timón.

Que difícil me resulta comprender la lectura de hoy, y todo esto sobre la llegada del Espíritu. Más difícil es lograr comprender la acción de Espíritu en medio de mi día a día. A veces creo que estas cosas son para personas muy elevadas o que viven muy cerca de Dios. Ahora bien, hoy Dios me dirige esta palabra a mí, porque algo querrá conmigo, y al igual que los discípulos de su tiempo, quizá no tengo tanto que entender, sino que confiar en las palabras de Jesús, y preparar mi corazón confiadamente para Pentecostés.

Señor mío y Dios mío, que misteriosa y maravillosa es la vida a tu lado. Hay tantas cosas que no entiendo y probablemente me pase la vida entera en ello. Lo único que tengo claro, es que contigo soy feliz y sé que no hay nada que me pueda separar de ti; te siento en mi corazón a pesar de todas mis debilidades y pequeñeces. Yo no comprendo porque aun estás conmigo, pero tu ejemplo e incondicionalidad hacen que cada día quiera ser yo más incondicional, más libre para amar, dejando tanta falta de libertad, vanidad y egoísmo. En tus manos Señor encomiendo mi espíritu.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000