Evangelio miércoles 6 de marzo

Hits: 101
Miércoles 6 de marzo de 2019 | Ignacio Torres

6 de MARZO del 2019

Evangelio según San Mateo, capítulo 6, 1 - 6.16 - 18

Miércoles de Ceniza

Comienza el Tiempo de Cuaresma

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tenéis recompensa de vuestro Padre celestial. Por tanto, cuando hagas limosna, no mandes tocar la trompeta ante ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles para ser honrados por la gente; en verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; así tu limosna quedará en secreto y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando oréis, no seáis como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas, para que los vean los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará. Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas que desfiguran sus rostros para hacer ver a los hombres que ayunan. En verdad os digo que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara, para que tu ayuno lo note, no los hombres, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará».

Meditación de Ignacio Torres Karmy

"Ora a tu Padre, que está en lo secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te lo recompensará."

Jesús pareciera decirme: te quiero invitar a que nos podamos conocer más, abriéndote mi corazón y mi forma de actuar. Necesito que me acompañes en este tiempo de Cuaresma, a través de tres caminos que deberás encausar bien: la limosna, la oración y el ayuno. Cuanto les cuesta a los hombres darle el verdadero sentido, confundiendo su fin con el valer del mundo. Recuerda, me encontrarás en lo secreto, en el silencio, en lo simple y genuino; te quiero a ti, tu corazón tal cual es, deja de lado tu vanidad y tus seguridades, regálame tus miserias, y prepara tu corazón para la Pascua que se acerca.

La lectura de hoy me entrega un programa para darle sentido a este tiempo de Cuaresma que se aproxima. Que olvidado tengo el sentido de la limosna, la oración y el ayuno. Cristo me invita a darme genuinamente, sin esperar nada a cambio. Pienso en mis Cuaresmas anteriores, tan básicas, tan desperdiciadas y repetidas. Cristo me invita a volver al centro, y a pensar en cómo concretamente quiero expresar mi amor y cercanía con él a través de estos tres caminos, que en lo secreto Él me recompensará, en un marchar alegre y filial, con plena certeza de su infinito amor.

Señor Jesús. Mi Redentor y mi Rey, te bendigo y alabo con todos los ángeles y santos. En este tiempo de Cuaresma que comienza hoy día, recuérdame que en la vida hay un permanente convertirse, y que la Cuaresma no son solamente lo cuarenta días antes de la Pascua, sino que es un tiempo permanente, en que debo orar, ayunar y ser solidario con las personas que Tu pones en mi camino. Mi Señor, que María me vaya educando cada día para asemejarme a Ti.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000