Evangelio sábado 2 de marzo

Hits: 80
Sábado 2 de marzo de 2019 | Gonzalo Manzano

2 de MARZO del 2019

Evangelio según San Marcos, capítulo 10, 13 - 16

Sábado de la Séptima Semana del Tiempo Ordinario

Le trajeron entonces a unos niños para que los tocara, pero los discípulos los reprendieron. Al ver esto, Jesús se enojó y les dijo: "Dejen que los niños se acerquen a mí y no se lo impidan, porque el Reino de Dios pertenece a los que son como ellos. Les aseguro que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él". Después los abrazó y los bendijo, imponiéndoles las manos.

Meditación de Gonzalo Manzano González

"Los discípulos los reprendieron"

Cristo parece decirme: No te sientas mal por reprender a tus hijos, pero tampoco los reprendas por todo. Lo haces porque quieres lo mejor para ellos, pero tal como ellos no saben lo que es realmente bueno para ellos, tú tampoco tienes la verdad sobre lo que es mejor para ti. Sé que tienes una buena intención, pero no siempre reprenderlo será la mejor solución. Ábrete a mi Amor y verás que su búsqueda necesita ser guiada por ti, y pronto verán todos que al final de esa búsqueda estoy Yo.

Anoche mi señora me invitó a un "webinar" sobre paternidad efectiva, y hoy el Evangelio también me llama a cuidar mi forma de educar. Somos nuevos en esto de hacernos cargo de un pequeño que está conociendo el mundo, y encontrando su sitio en él, pero eso no quita que ponga todo de mí para educarme yo como padre y ser lo mejor que él requiera. Lo que me falta es orar más por mí, para ser un padre que de verdad sea útil en su crecimiento y lleno del Amor de Dios para regalárselo a ellos.

Señor Jesús, hoy te metiste de lleno en la cotidianeidad de mi vida, en cómo me acerco a mis hijos para que sean las mejores personas que pueden ser. Quiero seguir mejorando yo también, porque tengo claro que hay muchas cosas que puedo mejorar. Te entrego entonces mi corazón para que, tal como yo intento moldear de a poco la vida de los que tú has puesto a mi cargo, también me deje moldear por ti, y así sacar lo mejor que hay en mí. Madre querida, tú que supiste educar el Hombre Verdadero, edúcame también a mí.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000