Evangelio viernes 29 de junio

Hits: 91
| Alejandra Castelblanco Alejandra Castelblanco

29 de JUNIO del 2018

Evangelio según San Mateo, capítulo 16,13-19

Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Apóstoles y Mártires

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: "¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?". Ellos le respondieron: "Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas".
"Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?". Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: "Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo". Y Jesús le dijo: "Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo".

Meditación de Alejandra Castelblanco de Prieto

"Jesús preguntó a sus discípulos..."

Jesús parece decirnos: Yo me intereso por ustedes, quiero saber lo que piensan, lo que sienten. Es bueno preguntar, saber de los demás y en este caso es bueno saber lo que la gente piensa de uno. Hagan el ejercicio, pregunten a sus amigos la opinión que tienen de ustedes, vean qué imagen proyectan, seguro se sorprenderán como me ocurrió a mí en esa oportunidad con Pedro. Venzan el miedo, atrévanse a preguntar y averiguarán un poco más acerca de ustedes mismos.

Esta invitación que me hace Jesús me asusta un poco. Por un lado, da un poco de pudor preguntar por uno mismo y, por otro lado, quizás no me guste escuchar algunas respuestas. Creo que el primer paso debe darse con las personas más cercanas, con los que más me conocen, pero sobre todo con los que más me quieren: mis padres, mis hijos, mi marido, mis hermanas, mis amigas...Pensaba también en qué respuesta le daría a esa pregunta que hizo Jesús y creo que podría responder con mucha convicción que es mi guía, mi camino a seguir.

Querido Señor: gracias porque siempre nos interpelas, nos haces reflexionar, trabajar, no detenernos e impulsarnos a crecer cada día un poco más. Dame valentía para preguntar acerca de mí y sabiduría para saber responder a las preguntas que me haces día a día. Ayúdame a meditar sobre cada hecho de mi vida para descubrir tu paso en cada uno de ellos y así valorar tu presencia en medio nuestro. Gracias por ser mi luz, mi camino, mi ejemplo a seguir, pero gracias sobre todo porque nunca me abandonas.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000