Evangelio viernes 7 de junio

Hits: 139
Jueves 6 de junio de 2019 | Alejandra Castelblanco de Prieto

7 de JUNIO del2019

Evangelio según San Juan 21, 1. 15-19

Viernes de la Séptima Semana del Tiempo de Pascua 


Habiéndose aparecido Jesús a sus discípulos, después de comer, dijo a Simón Pedro: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que estos?". Él le respondió: "Sí, Señor, tú sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis corderos". Le volvió a decir por segunda vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me amas?". Él le respondió: "Sí, Señor, sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas". Le preguntó por tercera vez: "Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?". Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: "Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero". Jesús le dijo: "Apacienta mis ovejas. Te aseguro que cuando eras joven, tú mismo te vestías e ibas a donde querías. Pero cuando seas viejo, extenderás tus brazos, y otro te atará y te llevará a donde no quieras". De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios. Y después de hablar así, le dijo: "Sígueme".

 

Meditación de Alejandra Castelblanco de Prieto

 

“¿me amas más que estos?”

 

Jesús parece decirnos: esta pregunta quiero hacerles hoy a ustedes. Seguramente ustedes se la habrán hecho a sus seres queridos. Aunque saben que sus hijos, sus padres, sus amigos, los quieren, necesitan hacerles la pregunta. Por un lado, para sentirse queridos y por otro, para renovar ese amor que es incondicional y que necesita reafirmarse para hacerlo crecer. Pues bien, a sus familiares y amigos, ustedes los ven y a mí que no me ven: ¿me aman? ¿Están  dispuestos a dar la vida por mí y el Evangelio? 

 

 

Creo mi reflexión a la pregunta que hoy me hace Jesús, tiene que ver, por un lado, con cuánto amo a los que me rodean, cuánto hago por ellos y por los que no conozco también: los necesitados, los que están solos, los que necesitan ayuda… por otro lado, creo que se relaciona también con el camino que he escogido. Jesús dice: “Yo soy el camino”. ¿Estaré caminando por ese camino, o solo estaré creyendo que lo sigo? Creo que por eso Jesús preguntó tres veces, para que la respuesta fuera profunda y reflexiva y que condujera a la verdad. Por eso me pregunto tres veces: ¿Amo a Jesús? ¿Sigo su Camino? ¿Creo en Él?

 

Querido Señor: quiero responder a tu pregunta con convicción, con cariño, con certeza. Gracias por hacerme la pregunta porque demuestras que te importo, que quieres contar conmigo, que quieres que me comprometa con tu palabra. Haz Señor, que busque los modelos adecuados que me lleven a seguirte convencida. Que el primer modelo sea tu madre que me espera en el Santuario. Gracias por hacerme hoy esta pregunta que me hace pensar profundamente en el camino que he escogido. AMÉN.              

 

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000