Evangelio viernes 9 de noviembre

Hits: 154
| Alejandra Castelblanco Alejandra Castelblanco

9 de NOVIEMBRE del 2018

Evangelio según San Juan, capítulo 2, 13–22.

Fiesta de la Dedicación de la Archibasílica y Catedral de San Juan de Letrán en Roma

Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalény encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas.
Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesasy dijo a los vendedores de palomas: "Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio". Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá.Entonces los judíos le preguntaron: "¿Qué signo nos das para obrar así?". Jesús les respondió: "Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar".Los judíos le dijeron: "Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?". Pero él se refería al templo de su cuerpo.Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado.

Meditación de Alejandra Castelblanco de Prieto

"Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos"

Jesús parece decirnos: yo quería proteger el templo, ahí es donde los judíos escuchaban la palabra de mi Padre, donde yo mismo de pequeño estuve en medio de los doctores de la ley. Este lugar requería de respeto y por eso se despertó la ira en mí y actué de ese modo. Ahora bien. ¿Qué causa en ustedes esta emoción, a tal punto de defenderlo con muestras de este tipo? Háganse esta pregunta y sean radicales en lo que quieren proteger, aunque no sean comprendidos, actúen de acuerdo a su amor y defiéndanlo.

En general tengo buen carácter soy una persona que se enoja poco y controlada en los impulsos. Sin embargo, cuando veo que alguien quiere atacar a uno de mis hijos, se despierta en mí un sentimiento indescriptible que me lleva a realizar acciones que en otras circunstancias no haría. Creo que en este episodio ocurrió eso con Jesús: su amor al Padre reflejado en el cuidado del Templo se ve amenazado por los cambistas que daban una imagen contraria a la que Jesús quería cuidar. Creo que ese amor radical es al que estamos invitados hoy todos los católicos, a querer la Iglesia y defenderla con este mismo celo de Jesús.

Querido Señor: gracias Señor por invitarnos a revisar nuestro amor a la Iglesia, a nuestra Iglesia chilena, dolida y pecadora que necesita de nuestro amor para rescatarla y restaurarla. Dame Señor la fuerza del amor para actuar con convicción y firmeza de corazón y así contagiar otros corazones indecisos que necesitan de nuestro empuje y radicalidad. Que María sea mi baluarte y compañía y así sentir su presencia en cada momento. Gracias por mostrarnos el camino y enseñarnos a actuar.

AMÉN

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000