Lunes, 01. Septiembre 2014
Portada Columnistas Rafael Mascayano Medo ¿Pedagogía Kentenijiana o Pedagogía Schoenstattiana?
rss_log_24
Facebook Twitter 
¿Pedagogía Kentenijiana o Pedagogía Schoenstattiana?
Rafael Mascayano Medo   
25/10/2013

pedagogiaEsta conceptualización permitió centrarse en lo que es el Pensamiento que el P.K. fue elaborando a través de su vida, y que plasmó en distintas acciones y escritos. Además, permitió que distintos colegios y personas relacionadas con la Educación Formal, buscasen herramientas concretas que aportaran significativamente en el ámbito escolar.

Hoy, ya habiéndose asentado la necesidad de buscar esta relación entre el pensamiento pedagógico del Padre y su vinculación al ámbito escolar, considero necesario realizar una reflexión en esta conceptualización, que siguiendo los criterios del Padre está abierta a las más amplia discusión para avanzar así en nuestro aporte a la realidad que hoy vivimos.

Primer aspecto a considerar: considero que no es posible separar al P.K. de su obra. Desde un principio (Acta de Prefundación) el P.K. se plantea permanentemente con un "nos", viendo que este propósito no era tan solo de él sino que se iría gestando con las personas que tenía en frente, bajo su responsabilidad y en un constante dejarse guiar por la Fe Práctica de la Providencia de Dios.

"Bajo la protección de María, queremos aprender...", "...Queremos aprender: Por tanto no solo Uds. Sino también yo. Queremos aprender unos de otros." "...Unidos queremos comenzar la gran obra, unidos terminarla"

En la Segunda Acta de Fundación, el P.K. dice: "Como en todo, José Engling es también en este caso nuestro modelo y guía". Y en la plática del 31 de mayo, nos insistía: "Yo no quiero ser simplemente un señalizador en la ruta. ¡No! Vamos el uno junto al otro para encendernos mutuamente. Nos pertenecemos el uno al otro ahora y en la eternidad".

Y así podríamos seguir incorporando citas en que el Padre está indisolublemente en su obra, por lo cual no podemos hablar de una Pedagogía Kentinejiana, ya que Schoenstatt es donde él, en conjunto con muchos, generó esta pedagogía.

Por otra parte, cuando hablamos de "lo Kentenijiano", le sacamos lo más relevante de todo su hacer y vivir: el ser de "padre", lo cual le quita el aspecto sustancial de esta pedagogía que se ha generado en Schoenstatt.

Pero avancemos un poco más en la línea de propuestas para este asunto. A través de lo que he estudiado, tanto del P. K. y del ámbito educacional, considero oportuno el planteamiento de la necesidad de "diferenciar" para así desarrollar lo que se ha creado en todos estos años. Es muy importante conocer y desarrollar qué es lo específico (con toda su complejidad y organicidad) de la Pedagogía de Schoenstatt, y a la vez cómo esta se aplica a los diferentes ámbitos: matrimonio, familia, comunidades, educación formal, etcétera. Y en el plano del trabajo que tenemos en la educación formal (Sala Cuna hasta la Educación Terciaria) nos resuenan las palabras que el P. K. señala el 18 de octubre de 1944: "Nuestro corazón pertenece a todos los hombres, a todas las naciones, cualesquiera sea su nombre o su historia." ... "Schoenstatt es mi mundo; sí, el mundo entero debe llegar a ser como Schoenstatt."

Una Pedagogía Schoenstattiana aplicada a la Educación formal, tarea que como decía el P. Guillermo Carmona ya comenzó y en la cual hay que seguir conversando, aplicando, trabajando, estudiando, investigando y difundiendo.

Un tema que dejo esbozado para un próximo momento es que considero que uno de los aspectos centrales de la Pedagogía Schoenstattiana, y que no hemos considerado suficientemente, es la Fe Práctica en la Providencia de Dios.

 

Comentarios (1)

  • Invitado (Eduardo Boys Mardones)

    Rafael: Al carisma de "lo Kentenichiano", el "ser Padre", habría que agregarle el "ser Hijo", pues ambas condiciones van unidas, son inseparables... y con mayor razón en el ámbito de la educación. Nuestros Pedagogos Schoenstattianos tienen mucho que decir y aportar frente a como se debe traducir nuestra Pedagogía a los Programas de Estudio y sus contenidos, a la formación de Docentes, en una palabra, al Aula de clases.
    Eduardo Boys Mardones

Deja tus comentarios

0 Restricción de Carateres
Su texto debería tener más de 10 caracteres
 

Desarrollado por DesignNet S.A © 2010