Laicos y jerarquía unidos en la gran tarea de responder a la crisis de autoridad

Hits: 228

El P. Rafael Fernandez explica que coincide con Patricio Young, en que el gran problema por el cual atravesamos como iglesia, es la concepción de la autoridad y de su ejercicio, exposición que hizo en una columna de schvivo.com. Como el comentario sobrepasaba el número de palabras que eran posibles, el padre entregó en lo que sigue su aporte al respecto.

Martes 25 de septiembre de 2018 | P. Rafael Fernández

Uno de los grandes aportes que trae nuestro padre fundador está centrado justamente en la autoridad. Es un problema de la iglesia como jerarquía y laicado.

Creo que por la discusión y la problemática que está viva en muchos de nuestros países se ha hecho más clara la realidad de un ejercicio de la autoridad de miembros de la jerarquía que no se condice con el ejemplo y la enseñanza del Señor.

Pienso que de modo semejante a lo que debe hacer la jerarquía, el laicado, que por cierto también es Iglesia, debe revisar igualmente el ejercicio de la autoridad en los ámbitos que les están confiados especialmente a ellos.

Y en esto no hay nada que tenga que ver con una especie de "empate", de comportamientos que no corresponden. Se trata, sí, de que abordemos la problemática en torno a la autoridad y su saneamiento, como lo vió y abordó nuestro fundador.

La renovación de la jerarquía de la Iglesia debe ir a la par con la renovación del orden temporal, en nuestro caso, del orden temporal en lo que atañe a la autoridad.

Pensemos, por ejemplo, en primer lugar la autoridad en el seno de la familia, en lo que está tras la en emancipación femenina, en la vivencia paterna, en el ejercicio de la autoridad en el campo político, ejemplos abundan, en el mundo de la empresa, de la injusticia social, etc.

Jerarquía y laicado están llamados a realizar en este sentido una labor que exige revisar las concepciones de la autoridad y los modos de ejercerla en los campos que les corresponde a ambos.

Y, en este mismo sentido, en la necesidad de una aspiración seria a la santidad tanto del laicado como de la jerarquía, como lo explica Pato Young.

Así podremos mirar con esperanza la renovación de la Iglesia y la creación de un nuevo orden social tal como lo aspiraba nuestro padre y fundador.

Comentarios
Total comentarios: 1
25/09/2018 - 22:12:37  
Gracias P. Rafael por iluminar el tan necesario debate acerca de la crisis de autoridad en la Iglesia. Como usted bien dice, ningún bautizado puede considerarse fuera de esta tarea de reestructuración, tanto en el ámbito de los laicos como de los consagrados. Considerando que en la Iglesia existe diversidad de carismas y un sólo Espíritu, debe ser Él quien nos muestre el camino de unidad, como pueblo de Dios que camina hacia el cielo. Considerando que los consagrados provienen de familias de laicos, el tipo de autoridad que experimenten en su familia y la sociedad es la que ellos ejercerán después en su misión evangelizadora.

Maria Isabel Herreros Herrera
Viña del Mar, Chile
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000