Pedagogía que vale la pena vivir

Hits: 843
Viernes 2 de agosto de 2019 | Miguel Lelo de Larrea

Hace algunos años, platicaba con mi esposa sobre el valor que ha dado Schoenstatt a nuestra vida.

Empezamos a mencionar diferentes conceptos y temas que nos han ayudado tanto en nuestra vida familiar, como social e inclusive laboral.

A lo largo de los años, fuimos conociendo acerca de la pedagogía schoenstattiana y nos dimos cuenta que la misma contenía muchos de los conceptos de los cuales habíamos platicado.

El sentimiento de verlo todo como un solo sistema y cómo los diferentes conceptos son interdependientes, nos hizo entender aún más, la riqueza y la lógica que existe en dicha pedagogía. Pedagogía que podemos vivir en todo ámbito de nuestra vida como seres orgánicos. Pedagogía que, finalmente, vale la pena vivir.

Los 3 fundamentos de la misma, si los meditamos profundamente, nos permiten tener las bases para vivir una vida libre y con sentido. Recuerdo la vida del padre José Kentenich, cuando dice que sale fortalecido del campo de concentración, gracias a tener claro su propósito de vida, su ideal personal. 

1.El amor

Si no hacemos las cosas con amor, ¿qué sentido tendría hacerlas? Recuerdo las frases de mis padres y maestros cuando me educaban; “si ya le vas a meter tiempo y esfuerzo a una tarea, hazla de la mejor manera posible”. De lo contrario, ¿para qué lo haría uno?

2. La gracia

La gracia enaltece. Si uno está bien consigo mismo, con el otro, el otro con uno y juntos con los demás, tendremos las bases sólidas para trabajar no solo por un bien personal, sino también comunitario. No le deberíamos temer a nada, ni a nadie y podríamos actuar con una libertad plena.

3. El orden del ser determina el orden de actuar

Saber lo que somos y en consecuencia actuar; nunca al revés, hacer ciertas cosas y luego definir quiénes somos. Este es un problema fuerte en nuestros días. Por eso la importancia de auto conocerse, saber quiénes somos y definir las prioridades que tenemos. Así, si se nos presenta una disyuntiva en el camino, en nuestra vida, será más sencillo decidir el camino a seguir.

Estos 3 elementos o pedagogías nos preparan y nos ponen en una posición, para hacerle frente a nuestra vida y a la sociedad y a las personas con las que nos toca vivir. En la familia, con los amigos, en los eventos, en las escuelas e inclusive en el trabajo.

Estos tres fundamentos, junto con la Alianza de Amor que tenemos con la Mater, “Nada sin ti, nada sin nosotros”, son principio para tener una vida libre y orgánica, en todo ámbito. Muy importante decir, que sobre estos se construyen los pilares de la pedagogía; la pedagogía del ideal y la pedagogía de las vinculaciones. Elementos que como schoenstattianos y como seres humanos son indispensables tenerlos presentes en nuestras vidas.

En la próxima oportunidad platicaremos acerca de los mismos.

¡Animo, que somos historia por hacer!

Miguel Lelo de Larrea

Monterrey, México

Comentarios
Total comentarios: 2
08/08/2019 - 08:33:44  
Decirle a la Mater: Nada sin ti, nada sin nosotros

Carlos Ojeda
Buena Vista
02/08/2019 - 23:15:54  
Que potente reflexion!
Hoy en dia en que la juventud y las personas que tratamos parece que no tienen antenas para recibir un mesje religioso estos principios son basicos para ofrecer el Evangelio.Son premambula fidei.
Son esas tres verdades tan evidentes que no sera facil rechazar.
Lo valioso de esta reflexion es que nos da la pauta a como hacer cuando el mensaje no es aceptado.
Quien no ha recibido una crítica frontal ante "la religion" en defensa de una opción tan difundida? Soy espiritual pero nada de religion.
Pero al aceptar esos principios se llega a celebrar en comunidad, Iglesia, la condición humana de creaturas salvadas por Dios.
Bendiciones
John Hitchman

John Hitchman
Vhina
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000