San Vicente Pallotti y su importancia para Schoenstatt

¿PORQUÉ PALLOTTI?

Hits: 127

En este día 22 de enero, publicamos estos dos cortos, pero profundos, textos del libro "El P. José Kentenich y San Vicente Pallotti, de Editorial Patris. En ellos el P. Humberto Anwandter nos explica, la relación del P. Kentenich con la persona y la idea de Vicente Pallotti.

| P. Humberto Anwandter P. Humberto Anwandter

El lugar que ocupa san Vicente Pallotti en la Obra de Schoenstatt

¿Cuál es formalmente la importancia de Pallotti para Schoenstatt? Schoenstatt reconoce en Pallotti un "punto de contacto" en el sentido de que el P. Kentenich, como fundador, se inspira en Pallotti para asumir una finalidad que considera como una idea original de Pallotti y no especificamente suya. Esta idea de Pallotti, que él adopta, no se refería solamente a la promoción del apostolado de los laicos en general, sino a la unión confederativa de las comunidades apostólicas en la Iglesia.

De esta forma, aunque Schoenstatt, con su estructura, pedagogía y espiritualidad, proviene del P. Kentenich, la idea, la finalidad de la Confederación Apostólica Universal, es asumida de Pallotti. Schoenstatt incorpora esta finalidad a través del P. Kentenich, pero el P. Kentenich, a su vez, la asume de Pallotti.

Por eso, el P. Kentenich reconoce a Pallotti un valor de fundador en relación a esta finalidad. Es un "punto de contacto" y no simplemente una fuente de inspiración que ha sido integrada dentro de toda la estructura pedagógica y espiritual de Schoenstatt. En ese sentido, el P. Kentenich se ha inspirado en muchos otros santos; se ha inspirado, por ejemplo, en san Francisco de Sales, en san Luis Grignon de Montfort, en muchos otros, pero de éstos sólo ha escogido y asumido aquellas cosas que, desde su perspectiva, le parece que corresponden a lo que Schoenstatt quiere.

En cambio, respecto de Pallotti, dice abiertamente que esta idea de la Confederación Apostólica Universal es tomada de Pallotti y agrega que la ha tomado con fe en el carisma de Pallotti. Es decir, si Pallotti es un santo y la Providencia le ha dado esa misión, y si Schoenstatt nace dentro de esa comunidad que el ha fundado, ello significaba que Schoenstatt estállamado a hacerse responsable de esa misión, haciendo posible que se realice esa misión que Dios había dado a Pallotti. Por lo tanto, se compromete con Pallotti, con su carisma propio. Por eso Pallotti es "punto de contacto", porque no solamente se trata de una idea suya, sino de su carisma, de su intercesión, de su persona.

El P Kentenich comenzó, en Milwaukee, a usar la expresión "puntos de contacto". Después, a su regreso, mantuvo esta expresión puntos de contacto, y afirmó que Pallotti era tambien un punto de contacto. Especificó que usar o no la terminologia de un "cuarto punto de contacto", no tiene mayor relevancia. Generalmente era común, desde Milwaukee, hablar de los "tres puntos de contacto" Maria, el padre fundador y el santuario. Como existía un temor respecto a los palotinos, que querian contraponer Pallotti y Schoenstatt, algunos prefirieron no usar la expresión "punto de contacto" en relación a Pallotti. En todo caso, es claro que el P. Kentenich, como fundador, es un punto de contacto esencial para Schoenstatt, y que Pallotti lo es en relación a él, en cuanto y como el fundador de Schoenstatt lo asume.

En cambio, respecto a Grignion de Monfort, san Ignacio o san Francisco de Sales, por ejemplo, asumimos ideas de ellos, pero como Obra de Schoenstatt no tenemos una vinculación personal a ellos o una responsabilidad especial respecto a su carisma. Si en forma personal queremos tener un vinculo personal con alguno de ellos, ciertamente lo podemos, pero es algo muy diferente cuando se trata de la persona y carisma de san Vicente Pallotti.

La persona de Pallotti recuerda y concretiza el llamado a ser "corazón de la Iglesia"

Pallotti nos recuerda lo que el P. Kentenich indicó cuando usaba la expresión: "Yo para Schoenstatt, Schoenstatt para la Iglesia y la Iglesia para el Dios trino". Nos recuerda que Schoenstatt está para la Iglesia, en el sentido de su "Dilexit Ecclesiam".

Pallotti queria una obra para la Iglesia, por su amor y responsabilidad por la Iglesia. Su perspectiva era ayudar a la Iglesia en su misión evangelizadora. Decía que, si no se aunaban las fuerzas apostólicas, la lglesia no sería capaz de cumplir su misión en el mundo actual.

Pallotti nos recuerda especialmente esta dimensión: la proyección de Schoenstatt hacia la Iglesia en su acción evangelizadora. Schoenstatt está para la Iglesia, para coordinarse con las demás comunidades de la Iglesia, para inspirarlas, valorándolas a cada una en su originalidad y misión propias.

La eclesialidad de Schoenstatt se realiza asi en la modalidad de la Confederación Apostólica Universal. Es decir, no solamente se trata de aportar nuestro carisma a la Iglesia, como cualquier otra comunidad deber hacerlo, como los carmelitas, los jesuitas, etc., pues todos están llamados a entregar su carisma a la vida de la Iglesia. En el caso de Schoenstatt se trata de que nuestro carisma incluye el que nosotros estamos llamados a valorar, coordinar, inspirar y hacer fecundos todos los carismas apostólicos de la Iglesia, desde nuestro propio carisma, es decir, sirviendo y aunando fuerzas en bien de la evangelización.

Esto es justamente lo que marca la diferencia respecto a lo que antiguamente sucedia: que las comunidades religiosas con sus carismas, en lugar de coordinarse, de integrarse, de complementarse, se combatian unas a otras. Era clásica la competencia y la oposición de las comunidades religiosas. En lugar de ayudarse, reinaba lo que denominaba la "invidia clericalis", la envidia clerical.

Por eso, la proyección de Schoenstatt hacia la Iglesia no significa meramente que Schoenstatt tenga un lugar en la Iglesia y sea reconocido como otras comunidades de la Iglesia. Esto seria sólo una parte de su proyección a la Iglesia. Schoenstatt no quiere ser simplemente reconocido y tener un lugar en la Iglesia, sino que quiere ser instrumento para que en la Iglesia se coordinen las obras apostólicas, para que todos los carismas se integren. Esto va en la línea de lo que el Papa Juan Pablo II pidió en Pentecostés de 1998 al convocar a los diversos movimientos eclesiales: un nuevo Pentecostés para la Iglesia, un Pentecostés en el cual cada uno habla en su lengua, pero donde todos se entienden.

Somos responsables de que el apostolado universal, la globalización apostólica, no signifique una uniformación -que es el peligro a veces cuando se organiza una estructura-, sino que se busque la unidad en la diversidad, la unidad guardando la diversidad de cada carisma, la originalidad de cada comunidad, de cada movimiento Nosotros, desde Schoenstatt, queremos ser garantes de esto. Esta es la dimensión que históricamente proviene de Pallotti.

Como Movimiento de Schoenstatt debemos sentirnos responsables de esa unidad de las fuerzas apostólicas. Por eso, nuestra misión al servicio de la Iglesia no solamente se da ofreciendo el carisma pedagógico, el carisma mariano y providencialista de Schoenstatt, sino también el carisma que viene de Pallotti, que quiere crear una actitud de coordinación apostólica dentro de la Iglesia, de valoración, de integración de todos los carismas apostólicos que se dan en ella. Si fuésemos fieles a esto, Schoenstatt no debiera estar en competencia con otros carismas, sino que nosotros debiéramos ser los que mejor conociésemos esos carismas, los que más apreciásemos los demás movimientos, los que más los valoremos, los respetemos y ayudemos a realizarse y a coordinarse apostólicamente en bien del todo. No queremos estar en competencia con los otros, sino coordinarnos con otros en una actitud de servicio. El carisma de unidad en la diversidad que se expresa en la estructura federativa de Schoenstatt y en lo que será la Confederación Apostólica Universal es un aporte que tiene su origen en Pallotti.

P. Humberto Anwandter.

Comentarios
Total comentarios: 2
30/01/2019 - 07:37:55  
Con motivo de la fiestas de San Vicente ,este 22 de Enero, se admitio el ingreso a la que era su pieza escritorio.en San Salvatore in Onda. Llamo la atención un cuaderno que no se había exhibido antes donde el Santo escribía sus reflexiones matemáticas de calculo diferencial. Por ello no era de extrañar que al margen de sus escritos apareciera el simbolo infinito (8 horizontal) en secuencia de hasta tres veces para admirarse de la infinitud de Dios.
Tal vez podría ser el patrono de los ingenieros y de los alumnos del Instituto de matematicas.
Una nueva faceta de quien tanto tenemos que recibir como schoenstattianos.
Bendiciones
John H. China

JOHN HITCHMAN
China
23/01/2019 - 06:59:43  
Que claridad y autoridad la de nuestro Padre Humberto y que bendición los que pudimos convivir con el. Interceda por nosotros...
Es provable que no nos tocara ver funcionando formalmente la CAU,
Pero podemos preparar su advenimiento.
En muchos Santuarios hay un escultura representando a San Vicente.
Podemos hacerle una oración ,y hacerla oficial en las liturgias, para recibir su bendicion y acoger su carisma apostolico.
En su concepción todos tenemos algo que aportar en el apostolado universal de la Iglesia .
Bendiciones
John Hitchman

John Hitchman
China
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000