Refundar

Hits: 457

Esta es la necesaria e importante tarea, que como Familia, nos vemos enfrentados hoy: Escuchar lo que el Señor nos está señalando a través de las voces del tiempo, un desafío de supervivencia. O lo hacemos o somos fagocitados por el tiempo.

Miércoles 1 de agosto de 2018 | Patricio Young

El Padre Rafael ha iniciado una serie de videos que abordan la necesidad de entrar a refundar y actualizar nuestro carisma, tema que ya hemos tocado en otras columnas y que he querido retomar por lo valioso e importante de lo que él señala para el futuro de Schoenstatt.

Coincide esta reflexión con la lectura del libro de Jesús Morán, Copresidente del Movimiento Focolares denominado: "Tomar el Pulso del Tiempo. El Desafío de la Actualización de un Carisma".

"Ustedes saben que un carisma no es una pieza de museo, que permanece intacta en una vitrina, para ser contemplada y nada más. La fidelidad, el mantener puro el carisma, no significa de ningún modo encerrarlo en una botella sellada, como si fuera agua destilada, para que no se contamine con el exterior. No, el carisma no se conserva teniéndolo guardado; hay que abrirlo y dejar que salga, para que entre en contacto con la realidad, con las personas, con sus inquietudes y sus problemas. Y así, en este encuentro fecundo con la realidad, el carisma crece, se renueva y también la realidad se transforma, se transfigura por la fuerza espiritual que ese carisma lleva consigo"

Palabras del Papa Francisco a la comunidad de los Padres de Schoenstatt en Septiembre del 2015. Así también, con estas palabras, se inicia el libro de Jesús Morán.

Esta es la necesaria e importante tarea, que como Familia, nos vemos enfrentados hoy: Escuchar lo que el Señor nos está señalando a través de las voces del tiempo, un desafío de supervivencia. O lo hacemos o somos fagocitados por el tiempo.

Me he preguntado muchas veces, si tras esas palabras Francisco no ha querido exponer su visión del Movimiento. No creo que sean casuales. Permanentemente está en contacto con diversos movimientos y no se los dijo a ellos. A nosotros, que algo nos conoce, a través de la comunidad de padres, nos dedicó estas palabras, por eso Jesús Morán tuvo que recurrir a ellos.
Si seguimos la forma en que el Santo Padre se expresa, veremos que siempre es claro directo y frontal. Basta ver las cartas recibidas por nuestra Jerarquía y al pueblo de Dios.

De sus palabras son dos los aspectos que quisiera destacar; Por una parte el carácter estático (pieza de museo) y segundo un carisma encerrado(en una botella sellada).

¿Nos ve como un movimiento estático y encerrado?

Sinceramente creo que nos lo dice muy clara y directamente. Sin duda alguna son dos aspectos centrales y fundamentales de cualquier carisma, pero a su vez dos críticas históricas a nuestro movimiento al interior de nuestra Iglesia. Por una parte, que somos conservadores y no nos adecuamos al cambio de los tiempos y por otra, que somos un movimiento encerrado en los santuarios. Lo primero marca nuestro carisma, lo segundo nuestro apostolado. ¿No recuerdan haber escuchado alguna vez estas críticas?.

Si nos fijamos ahora en la conversación que tuvo con la familia con motivo del encuentro por los 100 años, allí dijo: "Una Iglesia que no sale es una Iglesia "de exquisitos". Un movimiento eclesial que no sale en misión, es un movimiento "de exquisitos". Y a lo más, en vez de ir a buscar ovejas para traer, o ayudar o dar testimonio, se dedican al grupito, a peinar ovejas. ¿No? Son peluqueros espirituales. ¿No? Eso no va."

"Una Iglesia o un movimiento, una comunidad cerrada se enferma. Tiene todas las enfermedades de la cerrazón. Un movimiento, una Iglesia, una comunidad que sale se equivoca, se equivoca. Pero es tan lindo pedir perdón cuando uno se equivoca. Así que no tengan miedo. Salir en misión. Salir en camino. Somos caminantes."

Es cierto, es un tema predilecto de él, pero a nosotros nos lo remarcó claramente.

Mientras tanto, en base a estas palabras, hemos declarado al movimiento en salida; ¿pero ello no es sustancial con nuestra misión?. Por naturaleza ¿no debieramos estar siempre en la Iglesia y el mundo?. Decir que ahora estamos en salida ¿no es, de alguna manera, reconocer que, hemos traicionado nuestra misión? Sobre este contrasentido ya me he expresado y fundamentado en otras columnas.

Bien sigamos con la revisión del Carisma.

Jesús Moran señala que un Carisma debe ser actualizado porque en sí siempre esta completo pero nunca terminado. "No es un juego de intelectuales iluminados, sino que es una reflexión-requerida por el carisma mismo- para que éste pueda todavía liberar, desbordar nueva savia".

Por lo mismo nuestro carisma no concluyó con la muerte del padre Kentenich, está en nuestras manos actualizarlo y completarlo como respuesta a nuestro tiempo.

Así señala "...actualizar un carisma consiste en crear las condiciones para que quién recibe su anuncio experimente recibirlo desde el alma misma del fundador. En este sentido gracias a la actualización, todos son "primeros tiempos", incluso los nuestros."

También se refiere sobra la "Identidad del carisma" y señala que "...identidad no es la invariabilidad de un bloque rígido e innovar quiere decir, continuamente, recrear la identidad por revelación de ulteriores aspectos. Si estos aspectos revelados proceden del "nucleo fundacional" se armonizarán entre ellos sin entrar nunca en contradicción"

Se trata por lo tanto de una dimensión no estática, sino histórica, lo que establece el equilibrio entre lo intocable del carisma y su novedad.

Es un desafío muy vigente y al que no le hemos dado la dedicación suficiente. Necesitamos además una mirada del carisma de Schoenstatt, desde el laicado, dado que hasta hoy la visión ha sido desde la óptica de consagrados. En ningún caso se resta el valor, muy por el contrario, se rescata su riqueza, pero se necesita el complemento. Mientras los laicos naturalmente acentuaremos la renovación de la Iglesia y el Mundo, los consagrados han puesto el acento en la "espiritualidad kentenijiana y su pedagogía"

El Papa Francisco en su encuentro con nuestra familia nos entrega también algunas señales en esta búsqueda de actualizar nuestro carisma. Allí nos señaló."¿Cuándo un camino, una ayuda, no es cierto, no es verdadero? Cuando se descentra. El centro es uno solo: Jesucristo. Cuando yo pongo en el centro mis métodos pastorales, mi camino pastoral, mi modo de actuar y todo, descentro a Jesucristo. Toda espiritualidad, todo carisma, en la Iglesia desde el más variado a los más ricos, tiene que ser descentrado. En el centro está el Señor"

Como decíamos al principio, es hora de hacer esa profunda revisión de nuestros carisma y nuestro actuar, para ser fiel con lo que nuestro padre nos pide realizar cada 50 años. No podemos seguir mirando para el lado, las consecuencias serían desastrosas para Schoenstatt, porque si no lo hacemos, nuestro carisma se irá disolviendo en el tiempo.

Que nuestro padre nos aliente y apoye en esta fundamental tarea.

Comentarios
Total comentarios: 6
06/08/2018 - 20:11:33  
La refundación es dinámica para alcanzar los fines: el acento de salir hoy es practicando el discernimiento en común. Ejercitando la Fe práctica en columnas y tomando estrategias impulsadas por los tiempos. Qué aportamos hoy a ésta Iglesia?

Alejandro
Quillota
03/08/2018 - 06:52:16  
Debemos agradecer a Veronica Ciudad por alzar una voz de desacuerdo,y que aliente el dialogo tan escaso entre las diversas ramas del Mov. Tal vez no es necesario reivindicar una causa femenina para complementar a la reflexión de Patricio.
En efecto debemos entenderlo como un ideal que alance al todo el MOVIMIENTO COMO TAL.Lo que el Papa Francisco pide al Movimiento como totalidad.
Gracias por dar a conocer lo que se hace a través del proyecto "alégrate mujer". Pero precisamente se confirma que falta una cruzada donde miles de formas de salida se den cita en una visión común del carisma. Sabe Campanario, Belen o los Institutos algo de "alégrate mujer" ? PRECISAMENTE estamos en una etapa de tomar conciencia que otros movimientos (Focolares, Neocatecumenado, Carismáticos) viven en todos sus miembros proyectos de salida. . Ser una comunidad de un solo corazón que se fecundan mutuamente es una tarea pendiente para Schoenstatt para salir de la botella sellada. O no? Bendiciones

John Hitchman
China
02/08/2018 - 22:55:51  
Patricio esta invitando a subirse al tren del futuro.Que pasara por varias estaciones en este camino de ser fieles al carisma.
El Padre Rafael en este medio desarrolla aspectos centrales del carisma en sus intervenciones.
De que se trata concretamente?
Independiente si se va en el carro de los consagrados o de los laicos las estaciones que se deben recorres son las mismas.
Y cual es el centro de esta empresa?
La Alianza de Amor con la Virgen Maria en el Santuario para adentrarse en las tres gracias:
Enraizados en Dios en un mundo caotico, Transformación espirtual (cristificacion) y apostolado,
No conocemos las estaciones pero debemos irlas celebrando como familia.
Nos cum prole Pia Benedicat Virgo Maria. John Hitchman


John Hitchman
China
02/08/2018 - 21:41:42  
Muy buena columna Patricio
Sin embargo discrepo en parte con el diagnóstico inicial de pieza de museo y botella sellada
Me gustaría preguntarte si conoces todo lo que el movimiento se mueve ,valga la redundancia, en otras ramas que no sea la familiar.
Siento un sano orgullo cómo la columna femenina del movimiento ya hace más de 5 años trabaja incansablemente en el proyecto Alegrate Mujer regalando a la mujer chilena y latinoamericana la riqueza del carisma de nuestro Padre. Son más de 100 hermanas de alianza que entregan talleres en forma permanente dignificando a la mujer y reconociendo en ellas la
mision y tarea de humanizar la sociedad.
A lo mejor vamos a tener que hacer una toma o una huelga para que los machistas schoenstattianos se den cuenta del trabajo que hacemos las mujeres feministas de la Mater.

VERONICA CIUDAD PAP
MILITANTE SRAS. AGUA SANTA
02/08/2018 - 12:58:20  
Estoy de acuerdo en que refundar Schoenstatt cada 50 años, como lo pide nuestro padre y fundador; es similar a los procesos de refundación que la Iglesia ha tenido a lo largo de los siglos.Un Movimiento de Iglesia, cuya Cabeza es Cristo, con María, en el Espíritu Santo, y que nos lleva hacia el Padre, es lo que el padre Kentenich quiso fundar. Y al renovar constantemente esa fundación, tal como se va renovando la vida de la Iglesia, él nos está recordando el "Dilexit Ecclesiam"(amó a la Iglesia) que eligió como epitafio. No nos extrañemos entonces, de que nuestra Familia esté cimentada en la unidad en torno a Cristo, pero en la diversidad de carismas; como dice el Evangelio. Un estilo de vida mariano es, en primer lugar, imitar el libre "sí" de María, quien dejó de lado el estilo de vida al que estaba acostumbrada; porque la vida y supervivencia de su Hijo, nuestro Salvador, estaban en juego...cada uno de nosotros sabe dónde y cómo debe responder al llamado del buen Dios.

Maria Isabel Herreros Herrera
Viña del Mar, Chile
01/08/2018 - 20:49:11  
¿Qué fue primero? ¿Nos descentramos o perdimos la profecía?

Eduardo Arnouil
Chile
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000