UNA NUEVA FORMA DE AMAR - El Carisma de Schoenstatt - Sesión 8

Hits: 136

Al hombre actual le resulta difícil amar de verdad en forma personal, donde está en juego el que sea un amor lúcido, con un compromiso verdadero, donde exista calor y afecto. Más todavía le resulta difícil unir este amor con un amor cálido y profundo al Dios vivo. El P. Kentenich se juega por un amor “orgánico”, que une inteligencia voluntad y corazón, lo divino y lo humano.

| P. Rafael Fernández P. Rafael Fernández
Comentarios
Total comentarios: 1
23/09/2018 - 09:57:21  
El hecho de ser parte de un todo orgánico es la aspiración de todo ser humano, es la plenitud de la vida. No somos simplemente parte de un engranaje. María Santísima no lo fue. Con su ser y actuar, que no era el prospecto de una máquina, sino el prototipo de un amor natural, sencillo y cálido al organismo de Cristo, natural y sobrenatural, lo amó a Él,y con Él y en Él, a todos nosotros.Del mismo modo, nos pide estar el uno en el otro, con el otro y para el otro, pero como un camino para llegar a Él. Las críticas que se hicieron a Schoenstatt, y que llevaron al exilio de nuestro padre y fundador, fueron en el sentido de intentar reducir la visión de Schoenstatt a categorías jurídicas, en lugar de categorías vitales. Si Schoenstatt perdiera el contacto vital y orgánico con el padre José Kentenich, con el Santuario y sobre todo con María, sería el fin de su misión.

Maria Isabel Herreros Herrera
Viña del Mar, Chile
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000