¿Cómo aumentar nuestro amor a María?

FLASH JK 7 - ¿Cómo aumentar nuestro amor a María?

Hits: 391

El 18 de octubre de 1914, el Padre José les confió a sus alumnos una secreta idea predilecta.

| Susy Jacob Susy Jacob

El 18 de octubre de 1914, hace casi 103 años, el Padre José les confió a sus alumnos una secreta idea predilecta, mediante la cual invitaran a la Santísima Virgen a establecerse en la capilla de la congregación a cambio de ofrecerle a Ella como regalo sus esfuerzos de autoeducación. Es decir, el Padre invitó a los jóvenes a sellar una Alianza de Amor con la Virgen. Ese día fundaron el Movimiento de Schoenstatt. El Padre dijo en 1948 "podemos suponer confiadamente que la Virgen María, correspondiendo al plan y mandato de la Trinidad, ha sellado una Alianza original con Schoenstatt. Con nuestra colaboración personal, fiel y lúcida, Ella se ha establecido en el santuario y quiere impulsar desde allí un poderoso movimiento de renovación del mundo, que abarque todos los pueblos, y Ella quiere valerse de nosotros como sus instrumentos para realizar esa tarea".

Una anécdota: Unas señoras que sellaron su Alianza de Amor con la Virgen le preguntaron al Padre ¿cómo aumentar nuestro amor a María? Y él les recomendó tres pasos:
1.Contemplar la imagen de María: Hacia donde dirigimos nuestros ojos, hacia allí se dirigirá nuestro corazón. Nos transformamos en aquello que contemplamos con amor.
2.Conversar cariñosamente con Ella: Escuchar a María y hablar con Ella. ¿Qué harías tú en mi lugar? ¿Qué decisión tomarías? ¿Cuándo dirías "si" y cuándo "no"?
3.Hacer pequeños sacrificios por amor: Todo auténtico amor se nutre de sacrificios y se acrisola por los sacrificios. En la alianza de amor, María solicita la colaboración de sus aliados, el "nada sin nosotros", las "contribuciones al capital de gracias".

Comentarios
Total comentarios: 2
17/01/2019 - 15:01:06  
Genial da serenidad en tiempos de adversidad

Jose
La plata argentina
15/01/2019 - 15:59:09  
¿Y hoy que queremos amarla más? Compartir su alegría y Esperanza, también sus angustias y horror. Ser verdaderos aliados.
Agregaría; ver sus hijos abusados y comprenderlos y acompañarlos, mirar a sus abusadores y preguntarles: ¿Cómo llegaste a eso, hermano?, ¿Que me recomiendas para no repetir?, acompañarlos y sufriir porque muchos tiran primeras piedras sin seguir a su Hijo.

Alejandro Gonzalez
Quillota
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000