Jueves, 31. Julio 2014
oremos_sup
Evangelio Domingo 13 de Enero de 2013 - Schvivo
Meditación de Francisco Bravo   
13/01/2013

evchile455555

Evangelio según San Lucas, capítulo 3, 15-16.21-22
Fiesta del Bautismo del Señor

Como el pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban si Juan no sería el Mesías, él tomó la palabra y les dijo: "Yo los bautizo con agua, pero viene uno que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera soy digno de desatar la correa de sus sandalias; él los bautizará en el Espíritu Santo y en el fuego." Todo el pueblo se hacía bautizar, y también fue bautizado Jesús. Y mientras estaba orando, se abrió el cielo y el Espíritu Santo descendió sobre él en forma corporal, como una paloma. Se oyó entonces una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección".

Meditación de Francisco Bravo Collado

"... tú eres mi hijo muy querido ..."

Dios Padre me dice: "Tú eres mi hijo muy querido, en quien tengo puesta toda mi predilección. Hoy día quiero dar testimonio de mi amor por Jesús, pero también de mi amor por ti. Porque yo te creé de la nada, y te he enviado a tus hermanos para que –al igual que a partir de Jesús se hacen nuevas todas las cosas- todos los que estén cerca de ti puedan tener vida nueva en mí. Eres mi hijo amado, y eres especial para mí como Padre. Y no sólo para mí, sino que eres especial para la historia."

Me emocionan estas palabras de amor del Padre Dios ante Jesús bautizándose. Me impresiona que esto acontece en una situación muy poderosa, ya que se hace en medio de la discusión sobre el rol de Juan Bautista. Además hay otro punto que muestra la relevancia de esta declaración del Padre... se hace a través de un signo físico: se abre el cielo y sobre Jesús desciende una forma como una paloma. Para mí la primera reacción es sentir que estas palabras no sólo son para Jesús, sino que también son para mí.

Señor, Tú eres mi Padre amado, en quién tengo puesto todo mi corazón. Enséñame a quererte con fuerza y sencillez. Gracias por tu amor gratuito. Dame confianza en los momentos en que, viendo lo poco fiel que soy con tu amor, me dejo llevar por la inseguridad y la desesperanza. Que aprenda que tu amor de Padre no va a mirar solamente mis pobrezas, sino que va a buscar especialmente mis actos de amor. Regálame la valentía para sentirme llamado a ser como Jesús desde mi realidad cotidiana.

AMEN

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

0 Restricción de Carateres
Su texto debería tener más de 10 caracteres
 

Desarrollado por DesignNet S.A © 2010