Curso sobre el 20 de enero - Contexto Schoenstattiano (Video 4)

Hits: 174

Anteriormente, vimos el contexto socio-político y el contexto eclesial de lo que pasaba en el mundo, principalmente en Alemania, entre los años 1914 a 1939, y nos quedó una pregunta pendiente ¿Qué pasaba en Schoenstatt en ese momento, como comunidad y como Familia…? ¿Qué era Schoenstatt en todo ese mundo…?

Viernes 4 de agosto de 2017 | P. Rafael Fernández

VIDEO 4

CONTEXTO SCHOENSTATTIANO

  1. I.             VER VIDEO
  1. II.           TRANSCRIPCIÓN DEL VIDEO

 

Anteriormente, vimos el contexto socio-político y el contexto eclesial de lo que pasaba en el mundo, principalmente en Alemania, entre los años 1914 a 1939, y nos quedó una pregunta pendiente ¿Qué pasaba en Schoenstatt en ese momento, como comunidad y como Familia…? ¿Qué era Schoenstatt en todo ese mundo…?

Conocemos el primer hito, y llegamos hasta 1919, cuando el P. Kentenich funda la Federación Apostólica. Empieza la organización de Schoenstatt ¿Con quienes funda esta Federación…? La funda con jóvenes y seminaristas. Y resulta que hombres laicos, prácticamente no pasa nada. Sí con mujeres que llegan en 1920. En 1922, se funda la Federación de Mujeres.  Por otro lado, los seminaristas diocesanos de Schoenstatt y sacerdotes palotinos que se agregan a la iniciativa del P. Kentenich y que trabajan en sus parroquias. Así, toma más cuerpo lo que hoy llamamos la Liga, es decir, Schoenstatt en las parroquias. El P. Kentenich pone el acento en ayudar a esos sacerdotes, a través de jornadas, de cursos sobre psicología, pedagogía y otros temas orientados a los sacerdotes, para ayudarles a que formen este hombre nuevo que él está buscando. De hecho, resulta mucho más el trabajo que está haciendo con los grupos femeninos que llegan a Schoenstatt, con la Federación de Mujeres. Y este trabajo madura de tal forma que varias mujeres de la Federación quieren dedicarse al servicio de Schoenstatt. Todavía estaban en la Casa Antigua, donde funcionaba el Movimiento. La Casa de la Alianza no existía todavía. Un grupo de estas federadas se dedicó por entero a Schoenstatt, a los grupos, a las jornadas, a las actividades que se estaban realizando. De este grupo de mujeres federadas nace, en 1926, la comunidad nueva de las Hermanas de María de Schoenstatt.

Estos son pasos muy importantes en el desarrollo de Schoenstatt.

En 1926, a los pocos años, empieza a el desarrollo del nacional-socialismo, viene la crisis social en Europa y en todo el mundo. El P. Kentenich, poco a poco se da cuentas que las posibilidades de trabajo, sobre todo cuando asume Hitler en  Alemania, se van reduciendo.

El P. Kentenich trató tres veces de crear y ayudar a que surjan los Hermanos de María. Primero se dirige al hermano del P. Menningen, Herman Menningen, pero no le resulta. Después repite su intento con otra persona, sin resultado. Y en 1940, nuevamente vuelve a intentarlo, pero simplemente no le resulta. Después menos, porque los jóvenes están totalmente captados por Hitler; La juventud nacionalsocialista era un fuego que ardía y que atraía a todos y, poco a poco, nadie que no fuera partidario del Führer, que no seguía las consignas del nazismo, podía hacer algo.

Así también sucede a Schoenstatt; se le va cortando toda posibilidad de desarrollo. Los hombres casi desaparecen; no había ninguna posibilidad de Federación de hombres; algunos grupos pequeños trabajan en parroquias. Menos posibilidad había de Hermanos de María. Los grupos femeninos, la Juventus Femenina, al alero de la Federación Mujeres y de las Hermanas de María, pueden subsistir en las catacumbas. Pero eso no podría durar mucho tiempo. El P. Kentenich en los años 30, trata de que surja algo con los matrimonios, a raíz de la Encíclica de Pío XI, Casti Connubi, sobre  Matrimonio y familia.  Dio una Jornada sobre pedagogía matrimonial, pero no resulta nada significativo posteriormente.

El P. Kentenich nombra al P. Albert Eise para ayudar a los matrimonios y familias. Sin embargo, la Gestapo en sus revisiones a Schoenstatt descubre algunos apuntes del P. Eise y luego es tomado prisionero y termina en el campo de concentración. De esta manera, Schoenstatt queda reducido a los consagrados a Schoenstatt, a los grupos más íntimos, a las Hermanas en concreto. La Federación de Mujeres estaba también debilitada.

¿Qué ve el P. Kentenich en todo esto…? Siente que Dios está hablando está poniendo exigencias. En 1939, en Suiza, escribe la Segunda Acta de Fundación.

Una de las cosas fundamentales que dice en ella es que es necesario asumir en la alianza de amor la entrega en la profundidad del Poder en Blanco. ¿Quién asume esto…? La pequeña Familia, el grupo que estaba junto al P. Kentenich: los asesores, Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt quienes habían formado la Casa de Alianza, la Mesa del rey Arturo con algunos colaboradores. Lo único que era fuerte durante todo ese tiempo eran los retiros que el P. Kentenich daba a los sacerdotes, ya desde los años 20. A estos retiros asistían cientos de sacerdotes. Esto se podía. Hitler todavía no se había metido en esto.

A través del P. Eise, cuando fue tomado prisionero, la Gestapo descubre que detrás de estos retiros estaba el P. Kentenich. Y fue precisamente cuando el P. Kentenich iba a empezar estos retiros, que la Gestapo vino a buscarlo para hacerle un interrogatorio. En ese momento, empieza más directamente la historia del 20 de Enero de 1942.

 

  1. III.          PREGUNTAS Y TAREAS

 

  1. 1.   Preguntas

 

  • ¿Por qué en el Movimiento de Schoenstatt no se desarrollaron tanto las ramas y comunidades laicales masculinas?
  • ¿Por qué el padre fundador acentuó la entrega a la altura del poder en blanco en la segunda Acta de Fundación?
  • ¿En qué consiste el poder en blanco? ¿Quien lo vivió en forma ejemplar en la historia de Schoenstatt?
  • ¿Cuál es el distintivo u originalidad de la Federación de mujeres?
  • ¿Cuál es en la originalidad de las hermanas de María? ¿Cuándo las envía el P. Kentenich al extranjero?

 

  1. 2.   Tareas
  • Observar las semejanzas y diferencias que debieron enfrentar los schoenstatianos del tiempo del nacional socialismo y lo que deben enfrentar hoy.
  • Estudiar la masificación que se produjo en Alemania en torno a Hitler y la masificación que hoy día abunda en nuestra cultura.
  • Analizar como heater usó métodos eficaces en la propaganda nazista y lo que hoy día logra la televisión y los medios de comunicación social

 

  1. IV.         TEXTOS DE APOYO

 

Conversación sobre el desarrollo de Schoenstatt  con el P. Humberto Anwandter (Abril 2017) 

  1. P.          Rafael:

¿Qué pasó con los hombres que fundaron la Federación, que estuvieron en la Jornada de Hoerde…?¿El P. Kentenich después hizo los estatutos, los concretó más, los pulió más, le agregó algunas cosas…?

 

P. Humberto:

No tengo datos de ello; no los conozco. Habría que revisar la revista Sal Terrae, para ver si aparecen más datos.  Los principales iniciadores y propulsores de Hoerde, fueron Fritz  Ernst, Aloys Zeppenfeld. Y después empezó a desarrollarse, en los seminarios, grupos de teólogos schoenstattianos y de sacerdotes; un movimiento de teólogos y de sacerdotes… Las principales jornadas que el P. Kentenich dio, y que fueron publicadas, fueron para sacerdotes. 

 

Cuando el P. Kentenich estableció los estatutos de Hoerde, uno de los puntos de compromiso fue dar cuenta mensual al director espiritual o un confesor libremente escogido; y se dio cuenta que debía preparar a los sacerdotes para un acompañamiento espiritual. Entonces empezó a hacer esa serie de cursos sobre la dirección espiritual, la paternidad, la educación de la juventud, de la adolescencia, sobre los casos de personas con problemas psicológicos, con gracias místicas, problemas con la sexualidad, es decir, distintos temas, pero para sacerdotes, para su preparación. Sin embargo, él mismo después dice que no logró lo que pensaba; porque la mayoría de los sacerdotes o no tenía el órgano para ello o no tenía tiempo para un trabajo de acompañamiento espiritual.

 

(Después, en el año 1930, a partir de 1933, cuando asume Hitler, todavía estaba en la organización de Hoerde). Pero Hitler asume en 1933, y prohibió todo tipo de organizaciones. La única organización era la Juventud hitleriana y el partido. El trabajo que quedaba era a nivel parroquial no a nivel de movimiento.

 

La persecución directa a la Iglesia comenzó el año 1936, después de la publicación de la encíclica Mit brennerden Sorge, de Pío XI, que condenaba el nacionalsocialismo. Y la Federación de Hombres desapareció prácticamente. Respecto a los Hermanos de María, el primer intento fallido que conocemos es que, en el año 1922, el P. Kentenich pensó en el hermano del P. Menningen , Herman Menningen, quien hizo de chofer cuando fueron a buscar al P. Kentenich después que salió de Dachau. También, un segundo intento fue con un hermano de uno de los padres que trabajaba en la Casa de Alianza, no recuerdo su nombre en este momento.  Después hubo un tercer intento, pero no recuerdo con quién. Estos tres intentos, con tres personas distintas, fueron entre los años 1922 y 1924. El tema quedó pendiente. Después vino lo de Hitler.

 

El P. Kentenich, antes de irse a Dachau, desde Coblenza, en las cartas de la prisión, recordó al P. Menningen: No olvides que tenemos la fundación de los Hermanos de María pendiente; preocúpate de ello, porque ahora  yo me voy a Dachau y tengo las manos atadas…

 

El P. Kentenich, en el retiro de 1941 a los sacerdotes, sobre la vida espiritual, editado por Jorge De Knoop, con el nombre de Hacia la Cima, en la introducción se refiere al desarrollo de Schoenstatt; allí habla por qué la Rama de Hombres es tan débil; y dice porque le falta aquello que son las Hermanas para la columna femenina; falta una comunidad similar, se refiere a los Hermanos de María, similar para que la columna masculina se fortalezca. (cf. Pp. 53-54)

 

P. Rafael:

En los años de Hitler había hombres schoenstattianos, pero como Liga. Cuando el P. Kentenich, después de los años 1919, 1920, funda la Liga, ¿con quién la funda…?

 

P. Humberto:

Con grupos de hombres que estaban en las distintas diócesis. Había una persona que trabajó mucho con hombres, que era Herman Schmit. También lo hacía Zeppenfeld, en su parroquia. Los sacerdotes tenían hombres en sus parroquias.

 

P. Rafael:

¿Y con mujeres, cuándo empezó a trabajar el P. Kentenich…?

 

 

 

P. Humberto:

El año 1920. Al año siguiente, le entrega la conducción a Gertrud von Buillion que es la primera que toma contacto con Schoenstatt.  Forma la Federación; establece la Liga, pero el primer encuentro y retiro es para la Federación que hace su primera consagración el 8 de diciembre de 1920, con Gertrud von Buillion, Maria Sauer… Existe una foto en que aparece el P. Kentenich con estas mujeres…

 

P. Rafael:

¿Cuándo comenzó a trabajar el P. Kentenich con las mujeres…?

 

P. Humberto:

Comenzó el año 1920, porque se había propuesto no hacerlo antes de los 35 años. Por eso, cuando Gertrud von Buillionle pide atención, la deriva al P. Kolbe, que estaba trabajando con él y había sido su antiguo Provincial, y le encarga el trabajo con las mujeres.  Él se preocupa más directamente de la Federación de Mujeres. Con las Ramas femeninas le ayuda más el P. Kolbe.

 

P. Rafael:

Así sigue para adelante…

 

P. Humberto:

Claro, de la Federación Femenina surge un grupo que quiere ayudar, cuando el P. Kentenich empieza a dictar retiros, en la Casa vieja que se la ponen a su disposición para su trabajo, para atender la parte liturgia, la cocina, la atención de los huéspedes, etc. Este grupo expresa que quiere dedicarse a este trabajo y que ése será su apostolado. Después, de ese grupo se iniciará la fundación de las Hermanas de María. El P. Kentenich quería fundar las Hermanas, pero la provincia de Limburgo no lo autorizó. Esto porque el P. Panzer había fundado ya una comunidad que, después de la muerte de él, se independizaron y formaron la comunidad de las Hildegardischwestern.

 

Esa fundación del P. Panzer funcionaba más o menos, pero el P. Kentenich quería otra fundación. Cuando el P. Panzer fallece, el P. Kentenich fue autorizado para hacer su fundación. Lo hace oficialmente el año 1926, con la única condición de que, si hay algunas hermanas de la fundación del P. Panzer quisieran ingresar a su fundación, el P. Kentenich las debía recibir. Algunas lo hacen. Pero la mayoría de las hermanas de la fundación del P. Panzer se independizan de los palotinos y  pasan a ser dependientes de la diócesis Son las famosas Hildegardischwestern, que siguen adelante pero no relacionadas con Schoenstatt.

 

El año 1926, el P. Kentenich comienza con las Hermanas. Al principio, había muchas cosas comunes con la Federación de Mujeres. Después pasan a ser más autónomas.

 

Qué tipo de organización tenían, lo desconozco. El P. Kentenich da las jornadas pedagógicas son dirigidas a los sacerdotes y a educadores, que en su mayoría eran mujeres. Era como una Liga, pero de Federación de hombres no aparece nada.

 

Hubo un tiempo en que existía un grupo al cual pertenecía el Dr. Kühr. Era un grupo que se preocupaba de la parte social. El P. Kentenich conoció un poco de la línea de aplicación de la doctrina social de la Iglesia. No recuerdo su nombre este momento. Era al final de los años 1928 – 30… Era la gran crisis social

 

P. Rafael:

En esto tienen que haber participado hombres…Pero con Hitler queda de lado todo esto…

 

Después de los años 1933 al 39, sigue todo el trabajo del P. Kentenich. Schoenstatt se desarrolla básicamente en los sacerdotes diocesanos. El P. Kentenich se dedica mucho a visitar, a organizar retiros para los diocesanos, etc. A la Federación de Mujeres y a las Hermanas Marianas. Este es el panorama. La juventud desaparece prácticamente…

 

P. Humberto:

Había grupos de juventud pero que funcionaban clandestinamente y que era juventud femenina sobre todo. Como había censura de correo, todas las cosas que se publicaba en Schoenstatt tenían que pasar por la censura oficial… Las cartas que podían malinterpretarse, eran impresas a mimeógrafo pero distribuidas por estas jóvenes, que hacían de correo; lo hacían en bicicleta y se reunían en las casas. En este trabajo con juventud femenina y profesionales, descubrieron al P. Eise, que se reunía en un lugar cerca de Schoenstatt; entre ellos había un espía que lo denunció y lo detuvieron.


P. Rafael:

¿El P. Kentenich había encargado al P. Eise preocuparse de los matrimonios…?

 

P. Humberto:

Sí, de la pedagogía de los matrimonios. El año 1930, el Papa publica Casti Connubi. Es la primera vez que se publica un documento magisterial sobre el matrimonio. El P. Kentenich inmediatamente lo comenta y dicta la Marianische Pedagogische Tagung (1932). Y le pide al P. Eise que se preocupe de la pastoral con los matrimonios. El P. Eise realiza este trabajo en forma clandestina, privada.

 

P. Rafael:

Cuando descubrieron al P. Eise con su cuaderno, ¿estaba con juventud femenina o con profesionales, o con matrimonios…?

 

P. Humberto:

Estaba con juventud fémenina, no con matrimonios.

 

P. Rafael:

Entonces, no logró formar grupos de matrimonios…

 

P. Humberto:

No, grupos no. Solamente daba retiros. La constitución como Obra de Familias comienza después de Dachau, el año 1950. El año 1950 con la Federación, y el 1948 con la Liga, con el P. Tick.

 

Cuando el P. Kentenich sale de Dachau, nombra como responsable de las Señoras de Schoenstatt al P. Mühlbeyer; de los Hermanos de María, al P. Menningen, y de la Obra de Familias, al P. Tick, que se encontraba en Prusia. Le dice al P. Kentenich que él nunca ha trabajado con matrimonios, que no tiene experiencia alguna, que no tiene idea de lo que puede ser un instituto de matrimonios… Y si se lo pide, lo que puede hacer él es comenzar desde abajo y ver qué sucede… El P. Kentenich le dice que se deje conducir por la Providencia, que comience desde abajo y vea cuándo la Providencia le abre puertas para que se forme un grupo equivalente a Federación y más tarde ver lo de un instituto… Lo importante es que tenga presente la finalidad última de la Obra de Familias, de que se estructure como la Liga, Federación e Instituto.   Pero en relación al cuándo y cómo, que se deje conducir por la Providencia…

 

La primera consagración de la Liga de Familias es considerada como la fundación de la Obra de Familias; se realiza para Pentecostés, el 23 de mayo de 1948. El P. Kentenich está en Santa María, Brasil, y escribe al P. Tick la famosa “Carta de Santa María”, que se considera como el Acta de Fundación. En 1950, se funda ya oficialmente la Federación de Familias con la consagración del Primer Curso. Y a su cargo sigue el P. Tick.

 

En 1963, algunos matrimonios de la Federación de Familias, tres matrimonios, van a Dachau el 20 de enero de 1963 y allí se ponen a disposición para la posible fundación del Instituto. Esto me lo dio a conocer el P. Kentenich pues, en esos días me encontraba con él en Milwaukee. Esta fundación se oficializa cuando el P. Kentenich regresa después a Alemania. Y en 1968, el P. Kentenich nombra la primera dirección del Instituto. La familia Lesniewiskh  como primeros superiores generales.

 

El P. Kentenich alcanzó a dar uno o dos retiros a la Federación, antes de irse: un retiro en 1950  y una charla después; después fueron cartas que enviaba..

 

P. Rafael:

¿Qué pasa con las Frauen…?

 

P. Humberto:

En los años 30, hay un grupo de mujeres, inicialmente de la Federación,  donde están Frau Gramlich y Frau Mahringen, del sur de Alemania… Ellas le expresan al P. Kentenich que no quieren integrarse a las Hermanas de María. Expresan que quieren algo más estructurado que la Federación, que quieren una consagración, compromiso virginal y consejos evangélicos, y que cada una pueda trabajar en su profesión; no tener vida en común y ningún distintivo exterior, ningún hábito o uniforme… El P. Kentenich las escucha y piensa en las Hermanas. En el año 1935, introduce en las Hermanas de María las Hermanas externas, que pueden estar sin hábito, trabajar en su profesión y que solamente tengan un contacto mensual con la Comunidad. Y piensa que con esto está resuelto el problema para el grupo de las Frauen. Pero ellas dicen que no quieren eso.

 

El P. Kentenich acompaña este desarrollo y espera qué pasará. Viene la guerra de 1939. Al regreso del P. Kentenich de Dachau, en 1945, este grupo se ha consolidado y se ha mantenido. El 2 de febrero de 1946, funda oficialmente el Instituto de las Señoras de Schoenstatt.

 

Esto motivó que las Hermanas dijeran que el P. Kentenich no había fundado a las Señoras sino que las había tolerado. Cuando en Milwaukee le consulté esto, el P. Kentenich se puso serio y me explicó lo siguiente. Cuando se trata de asuntos personales, por respeto a la libertad de esa persona, puede ser que me limite a decir: Usted está cojeando pero, si quiere, usted puede seguir cojeando… Yo sólo le digo que usted está cojeando, pero es cosa suya seguir cojeando…  Porque a la persona se le respeta su libertad… Pero cuando se trata de la estructura de la Obra, la Obra tiene que ser como Dios quiere; en la estructura no hay tolerancia, la estructura tiene que ser como debe ser…

 

El P. Kentenich estuvo a la espera y observando el desarrollo de esto… ¿Qué pasa con esto…? Y después estalló la guerra y queda interrumpido… De esto nació la idea de que  el P. Kentenich no quería a las Señoras. Pero lo que él quería era ver primero la resultante creadora…

 

P. Rafael:

Por otro lado, los sacerdotes, ¿cuándo se funda la Federación, la Liga de Sacerdotes…? ¿Cómo es el proceso dentro de la Comunidad de los sacerdotes, a partir de Hoerde…? ¿Formalmente como Federación…?

 

P. Humberto:

A partir de Hoerde, el grupo de sacerdotes, de seminaristas, oficialmente, como Federación de Sacerdotes, cuándo se inicia, no lo sé.  En el momento en que oficialmente se inicia la Federación de Sacerdotes, no lo sabría decir…

 

Los obispos no quieren saber nada con los institutos seculares porque la experiencia muestra que, cuando los sacerdotes diocesanos forman una comunidad más estrecha terminan independizándose y forman una comunidad y perdemos los sacerdotes… Hasta una Pía-unión, pero nada más que eso.


El P. Kentenich provisoriamente piensa en un grupo dentro de la  Federación  de Sacerdotes, que asume compromisos mayores en preparación al futuro instituto y otros que son Federación como tal, pero ambos con una misma jefatura. Por eso, cuando el P. Kentenich habla de Bundespriests o Bundespriester, es importante saber si es antes de 1945 o es después de 1945. Después de 1945, muchas veces se está refiriendo a los sacerdotes que están preparándose para el futuro Instituto pero que están oficialmente bajo el título de Federación, por causa de los obispos.

 

Después viene la Visitación. Con los conflictos con los palotinos y el Visitador, cuando se trató del Estatuto general, los sacerdotes, con Mons. Josef Schmitz, dicen que en ese momento no podían establecer una autonomía jurídica de la Liga, Federación e Instituto, ser tres comunidades autónomas, porque eran pocos y para hacer un contrapeso frente a los palotinos y tener una voz ante el obispo, oficialmente debiera ser una sola dirección.  Al interior de la Federación, se trata de una diferencia ascética y no como estructura jurídica.

 

P. Rafael:

¿Era formalmente superior de la Federación o del Instituto…?

 

P. Humberto:

Era inicialmente de la dirección de la Federación con Mons. Schmitz, Vitor Klein, Arkenau y Vikar Engel, que fueron los que vivieron en la Casa Marienau…

 

En 1945, el P. Kentenich hace la distinción, ellos eran del grupo de la Federación en la que está ya en germen el Instituto. Pero jurídicamente, ayudan a toda la Rama de Sacerdotes: Liga, Federación e Instituto.

 

El año 1957 o 1958, el Rector Dresbach va a Milwaukee y visita al P. Kentenich y quien le habla de lo que estaba pendiente: que la Liga, Federación e Instituto Rama de Sacerdotes tengan autonomía jurídica. Como medida estratégica, les dice, dada la circunstancia frente a los palotinos, si ustedes creen que éste no es el momento para independizarse, está bien. Pero no debe perderse de vista que la finalidad es que sean autónomos.

El Rector Dresbach empieza a introducir esta idea y habla con el P. Menningen quien lo apoya. Y de allí sale la nueva generación de sacerdotes, la generación joven que se llama PPC, Pro Patreconsumor… Y como estaba prohibido hablar del P. Kentenich, se habla del PPC: Pro Patria consumor…  de la Legión romana y de los jalones o hitos de los caminos de Roma…  Entre ellos estaba Herman Gevert, Otto  Maurer, Worner Krimm. Toda esa generación comenzó a fundar el nuevo Instituto. Se produce una tensión entre los antiguos y esta nueva generación.

 

Recién, al regreso del P. Kentenich, se logra una unidad. Esto motivó la famosa Carta del P. Kentenich sobre el principio de gobierno, explicando qué significa. Es mejor traducir “reconocemosel principio de autoridad y lo aplicamos democráticamente”, que es la mejor traducción. Autoritario suena peyorativo…

 

Incluso Mons. Tenhumberg opinò que el P. Kentenich dice “aplicación democrática”; nosotros pensamos que debería haber una unidad jurídica.. (Porque Mons. Tenhumberg era de la generación antigua y pensaba  que el P. Kentenich iba a respetar eso. A raíz de esto, el P. Kentenich explica qué se entiende por “democrático en laaplicación”. El texto original se llama Crisis en MAU, (de Marienau). Esto ocurre en el año 1960-61.

 

P. Rafael:

¿Qué pasa después…?

 

P. Humberto:

Por ahora, se mantiene que Mons. Schmidt es el superior general. En 1960, 62, 63, todavía se da la discusión respecto a Schoenstatt con los palotinos. El P. General Möhler logra imponer la línea de la monopolaridad y prohibir la concepción de la bipolaridad en la SAC.  El Santo Oficio escribe la famosa Carta de Mayo en la que se expresa que para la Obra solamente Pallotti es el fundamento. A raíz de esto se responde que esto vale para los palotinos, pero no para el Movimiento.

 

En esto ayudó mucho, en esa época, el P. Bea, SJ, como Consultor del Santo Oficio. Había conversaciones de Mons. Schmitz con él pero, como Consejero del Santo Oficio, no podía dar a conocer nada. Pero cuando se le consultaba por alguna decisión, si la interpretación era correcta, decía: era lo que el Santo Oficio pedía, y a la jerarquía de la Iglesia hay que obedecerla… Pero cuando había alguna interpretación del P. General con el P. Tromp, el P. Bea preguntaba ¿a quién iba dirigida esa Carta de Mayo? Se le respondía: al General de los palotinos, entonces, vale para la SAC… Era para los palotinos y no para el Movimiento... A raíz de esto, el Movimiento no acepta esa tesis del P. General… Él trata de conquistarse al Praesidium General. Y logra que, en esa época, se nombre director de las Hermanas al P. Schulte; y director de los Sacerdotes, al párroco Kreuzberg, que era de la línea liberal y había sido confesor, en la cárcel de Berlìn, del P. Reinisch. Y destituyen a Mons. Schmitz. A raíz de esto, los sacerdotes se niegan a aceptar al párroco Kreuzberg y dicen: nosotros nos disolvemos, y trabajamos a nivel diocesano. Como instituto no tenemos una dirección a nivel nacional; los grupos funcionan a nivel diocesano, no necesitamos un General…

 

Como esta maniobra no resulta, después, cuando el P. Kentenich regresa, el Superior general de los sacerdotes es el Director Lannerskötter. (Es un sacerdote del norte de Alemania, que público un libro sobre Schoenstatt, que es un trabajo del P. Menningen, pero que fue publicado con su nombre…)

 

P. Rafael:

Esto se refiere al Instituto de Sacerdotes Diocesanos. Como instituto jurídicamente. Y de la Federación, ¿quién queda…?

 

P. Humberto:

En esa época, fueron los primeros de Federación… pero no sabría decir quién fue…

 

P. Rafael:

¿Y Mons. Schmitz, en qué plano queda…?

 

P. Humberto:

Queda en el Instituto, pero no como Superior general. Queda viviendo allí y como rector de Marienau.

 

P. Rafael:

Eso es todo el desarrollo, especialmente de los sacerdotes, las comunidades femeninas….

 

P. Humberto:

En Schoenstatt, a partir del año 1936, no puede haber retiros para laicos, nada para organizaciones laicales. Solamente para sacerdotes y se debe pedir permiso antes… Solamente puede haber cosas oficiales para sacerdotes. Por eso, lo que se hace es a nivel diocesano o parroquial.

 

 

 

 

P. Rafael:

Los retiros… Cuando la Gestapo viene a buscar al P. Kentenich, él estaba dando o iba a empezar un retiro… para sacerdotes…

 

P. Humberto:

El retiro era para sacerdotes diocesanos… Marianische Priester, …

 

P. Rafael:

Tengo dos informaciones. Por eso, una pregunta. Una es que la Gestapo llegó a buscar al P. Kentenich… Y otra es que el P. Kentenich dijo: ¿Estoy dando un retiro a sacerdotes…?  o ¿Voy a empezar un retiro…?

 

P. Humberto:

El P. Kentenich inicia ese día lunes un retiro. El P. Kentenich todavía no estaba dando el retiro; iba a iniciar un retiro; estaba esperando la llegada de los sacerdotes… Por eso dice a la Gestapo: Les propongo lo siguiente. Yo termino el viernes, y ese día me presento voluntariamente . Eso para mí es bueno porque me permite dar el retiro a los sacerdotes. Y para ustedes es bueno también porque, si ahora se suspende el retiro, y si los sacerdotes llegan acá, se sabrá de inmediato en todo Alemania que me detuvieron y eso no les conviene a ustedes… Yo me comprometo a no decir nada a nadie… 

 

El P. Kentenich tiene que haber dicho esto en forma tan convincente que le respondieron: Bueno, le aceptamos; lo esperamos el viernes…

 

Por eso, en la última plática del padre, llamada ElCanto del Cisne, dice una serie de cosas que llama la atención y que después se entiende por qué las dijo.

 

P. Rafael:

Ni a las Hermanas tampoco les dijo…

 

P. Humberto:

Sólo cuando se va, le dice que se va a Coblenza…

 

 

 

 

P. Rafael:

Todo esto se refiere al desarrollo de Schoenstatt. Ahora, mirando el desarrollo espiritual, de su pedagogía, de su espiritualidad, lo primero que aparece es la Alianza de Amor que, el año 1925 ya el P. Kentenich la formula como Alianza de amor con la Santísima Virgen…

 

P. Humberto:

No, la primera formulación de la Consagración a María como “Alianza de Amor” que se conoce, al menos hasta ahora, es de 1944, en Dachau.

 

El nombre de “Acta de Fundación” se da en 1924, pero el texto, el P. Kentenich lo había dado a conocer en 1919, pero sin este nombre.

 

P. Rafael:

Pero lo central era la Alianza de Amor con la Mater.

 

P. Humberto:

Hay una corriente muy fuerte, que tomaron los diocesanos, la corriente de alianza, o más bien, corriente de consagración. El P. Kentenich dice que es la única corriente de vida que vino de los sacerdotes, y es el aporte que hicieron los diocesanos, porque la mayoría de las corrientes de vida vino de parte de las Hermanas. Pero la corriente de consagración vino de ellos.

 

P. Rafael:

¿Cómo se fue gestando esta relación del P. Kentenich con la Familia…? Porque lo que aparece en el 20 de Enero es una nueva espiritualidad, por así decirlo, de llegar a Dios a través de los intermediarios, de las causas segundas. ¿Cómo se fue gestando esta relación…? La primera expresión que aparece es en el año 1912: “Yo les entrego mi corazón…”. Después se va creando un vínculo muy fuerte con las Hermanas de María. Pero, en el fondo, todo se hace en forma inconsciente: de que el Padre es intermediario, que las Hermanas se entregan al Padre… Pero eso no ha cuajado conscientemente. Esto sólo se da en Dachau.

 

P. Humberto:

Lo que el P. Kentenich dice es que esa relación fue creciendo con las Hermanas primero y, más tarde, con los sacerdotes. El P. Kentenich primero aparece más como el maestro; después descubren el guía, el profeta… En las Hermanas era una vivencia personal, pero que no se formulaba no se exteriorizaba, no se formulaba esa relación filial en comunitariamente. Lo nuevo que ocurre con la Corriente del Jardín de María es por primera vez se empieza a formular comunitariamente: se habla de nuestro padre, no solamente de mi padre. Es la socialización de esta relación. Cada vez más se sentía una relación filial con el Padre.

Comentarios
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000