La ley de la puerta abierta y de la resultante creadora. Serie Carisma - 14

Hits: 287

Solemos hablar de la necesidad de guiarnos por la fe práctica en la divina Providencia, pero sin destacar que ello solo es posible, haciendo un proceso de discernimiento, que requiere detenerse y reflexionar a la luz de la fe. ¿Cómo descubrimos la voluntad de Dios para nosotros? El Padre Kentenich nos llama a guiarnos por la ley de la “puerta abierta”. Para ello necesitamos escuchar las “voces del tiempo, las voces del alma y las voces del ser”.

| P. Rafael Fernández P. Rafael Fernández
Comentarios
Total comentarios: 1
29/11/2018 - 14:27:59  
Al acentuar nuestra fe en un Dios de la vida, vemos en primer lugar la historia sagrada, y a partir de San Pablo, nos habla el P. Kentenich de una puerta abierta y de una resultante creadora. También lo vemos en los acontecimientos actuales, en los signos de los tiempos, en el ideal al cual nos sentimos llamados, en una voz que nos llama desde dentro, la voz del Espíritu de Dios (diferenciándola de las voces del mundo, el demonio y la carne). Luego de discernirlo y decidirlo, llevarlo a cabo en un momento determinado. Si el resultado da buenos frutos, los frutos del Espíritu, fue una decisión correcta. Con la ayuda de María, quien siempre guardó la voz del buen Dios en su corazón, y cuya vida fue un constante sí al plan divino, descubramos y compartamos lo que la providencia quiere para nuestro ser y actuar.

Maria Isabel Herreros Herrera
Viña del Mar, Chile
Nombre:   Procedencia:
Comentario:
Código de seguridad:   captcha
Caracteres restantes: 1000