¿Conoce usted a Kermit Gosnell?

Hits: 15

Quizá usted no esté interesado en las noticias de los periódicos, radio y televisión, así que cree que, por eso, no le suena el nombre de Kermit Gosnell.El tal Gosnell es un médico abortista de Filadelfia y los crímenes los cometió en el desempeño de sus funciones profesionales. En marzo de 2013 comenzó el juicio. El silencio de los medios ha sido clamoroso (mereció aparecer en el The New York Times, en la página 17 y para recoger el argumento de la defensa de que estaba siendo acusado por ser negro). Sólo la difusión por Internet permitió conocer los detalles. A partir de ahí, el hecho de que se hayan hecho eco medios conservadores como Fox News, no ha ayudado a la difusión general.

| Pablo Crevillén Pablo Crevillén

Quizá usted no esté interesado en las noticias de los periódicos, radio y televisión, así que cree que, por eso, no le suena el nombre de Kermit Gosnell. Quizá usted lea sólo un periódico y siga una emisora de radio y las noticias de un canal de televisión y sus respectivos editores no han considerado interesante la historia. Pero quizá sea usted una persona que le gusta conocer distintos puntos de vista y lee los principales diarios de su país y conoce lo que se dice en las radios y televisiones de más audiencia, aunque tampoco le suena el nombre de Kermit Gosnell. Pero no se acompleje ni se avergüence de su ignorancia. Tampoco le resultaría familiar esa persona aunque hiciera un seguimiento regular de los grandes medios de comunicación internacionales.

Usted se preguntará por qué debería ser conocido Kermit Gosnell. No se preocupe que para eso estamos aquí, para informarle. Es un asesino norteamericano, acusado de haber matado al menos a siete bebés y una mujer. Ahora es cuando estará completamente perplejo ¿un asesino en serie estadounidense que pasa desapercibido porque ningún medio de comunicación lo considera noticia? Eso también podemos explicarlo. El tal Gosnell es un médico abortista de Filadelfia y los crímenes los cometió en el desempeño de sus funciones profesionales.

Según se lee en el informe del Gran Jurado: "regular e ilegalmente asistía a partos de bebés vivos y viables de último trimestre del embarazo y después los asesinaba seccionando la espina dorsal con tijeras. La práctica médica que desarrollaba en ese lugar era un fraude deleznable en el cual sobremedicaba a sus pacientes con sustancias peligrosas, contagiaba enfermedades de transmisión sexual con instrumentos infectados, perforaba úteros e intestinos y –al menos en dos ocasiones, causó sus muertes. Añade el informe del Gran Jurado que la clínica "apestaba a orina de gato debido a que se dejaba a estos animales rondar (y defecar) libremente. Los muebles y mantas estaban tenían manchas de sangre. Los instrumentos no eran debidamente esterilizados. Los suministros médicos desechables no se desechaban, sino que eran reutilizados una y otra vez. El equipamiento médico –como desfibrilador, aparato para tomar la tensión, etc.- estaba normalmente estropeado y, cuando funcionaba, no se usaba. Y diseminados por todas partes, en botiquines, en un congelador, en tarros, bolsas y en jarras de plástico, había restos fetales. Era un osario de bebés".

A lo largo de los años, mucha gente llegó a conocer que algo estaba pasando allí. Pero nadie le puso fin. El local de pesadilla no había sido inspeccionado en 17 años excepto por la Federación Nacional de Aborto, a quien Gosnell había solicitado incorporarse dos días después de la muerte en su clínica de una mujer de origen nepalí. Incluso en un día en que el lugar había sido limpiado y embellecido para la visita, el inspector lo encontró desagradable y rechazó la solicitud de incorporación. Pero, pese a observar otras rotundas ilegalidades, incluyendo que la salida de emergencia estaba cerrada con candado en una parte de la clínica donde las mujeres eran dejadas solas durante la noche, el informe del Gran Jurado observa que el inspector de la Federación Nacional de Aborto no informó de ninguna de estas irregularidades a las autoridades.

En marzo de 2013 comenzó el juicio. El silencio de los medios ha sido clamoroso (mereció aparecer en el The New York Times, en la página 17 y para recoger el argumento de la defensa de que estaba siendo acusado por ser negro). Sólo la difusión por Internet permitió conocer los detalles. A partir de ahí, el hecho de que se hayan hecho eco medios conservadores como Fox News, no ha ayudado a la difusión general.

El único medio serio que ha hecho un debate sobre por qué una noticia como esa se ha ignorado ha sido el Washington Post. Una de sus blogueras, Melinda Henneberger, buscó una explicación entre sus compañeros. Un colega consideró que las presuntas atrocidades de Gosnell eran un asunto local (a esto la periodista dice que no recuerda otro caso de asesino en serie, al que se le haya dado esa consideración). Otro dijo que era demasiado espeluznante (pero, dice la periodista, eso no nos impidió tratar casos como el de un caníbal en el Departamento de Policía de Nueva York). Otro (al que la periodista califica de creativo) dijo que al resto del país no le interesa lo que pasa en Filadelfia. Un amigo señaló que el apagón se debió a la normal falta de interés de los medios por las comunidades de bajos ingresos donde Gosnell trabajaba. La autora piensa que no se escribió más sobre el asunto porque la única historia sobre el aborto que se cubre en las páginas de los medios es cualquier amenaza o presunta amenaza al derecho al aborto. De hecho, es esa una visión tan inamovible de los que constituye cobertura de ese asunto que es realmente difícil, para muchos periodistas ver una historia fuera de ese paradigma como noticia. No es tanto una decisión consciente como un reflejo, pero el efecto es una cobertura tendenciosa. En realidad, pese a su esfuerzo por ser objetiva, la periodista llega a una conclusión amable para sus compañeros.

En todo caso, la moraleja de esta historia es que es importante mantener la libertad en Internet. Se intenta controlar porque en la misma hay pederastia, terrorismo y mil cosas terribles más. Pero es la única vía de expresión disponible para puntos de vista que no gozan del visto bueno de los medios dominantes.

Comentarios
Los comentarios de esta noticia se encuentran cerrados desde el a las hrs